Hasta 95 regiones genéticas relacionadas con el colesterol y triglicéridos

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, ha identificado o confirmado 95 regiones del genoma humano con variantes genéticas relacionadas con los niveles en sangre de colesterol y los triglicéridos, según han explicado en el estudio publicado en «Nature».

Del total de las variantes identificadas, «59 variantes han sido asociadas por primera vez con estos factores de riesgo cardíacos», ha explicado una de las principales investigadoras del estudio, Tanya Teslovich.

Los investigadores se centraron en cuatro rasgos lípidos como son el colesterol total, el LDL (el llamado colesterol malo), el HDL (el bueno) y los triglicéridos. Así, han determinado que es «una combinación de factores genéticos y ambientales los que determinan sus niveles en sangre».

«Para la realización de estudio se han combinado resultados de 46 estudios diferentes lo que significa que se ha contado con datos de más de 100.000 personas», ha explicado Michael Boehnke, co-director del estudio.

«Dos de las regiones identificadas son dianas terapéuticas ya conocidas, además muchas de ellas no habían sido asociadas antes con el metabolismo lípido», ha afirmado Boehnke.

Por otra parte, ha explicado que muchas de las variantes descubiertas están cerca de genes que se sabe tienen mutaciones asociadas con algunos cambios más extremos en el colesterol y los triglicéridos.

SIMILITUDES GENÉTICAS EN DISTINTOS GRUPOS ÉTNICOS

Además, muchas de las variantes identificadas en estas poblaciones de origen europeo parece que también tienen influencia en los niveles de lípidos en Asia y en poblaciones Afroamericanas.

«Lo que resulta interesante de este descubrimiento, es comprobar que parecen existir muchas similitudes en las variantes del genoma entre distintos grupos étnicos, en términos de su impacto en los valores lípidos, y más en general, en el riesgo de enfermedades», ha señalado Boehnke, cuyo equipo está actualmente analizando la consistencia de estos resultados para la diabetes tipo 2.

«Los hallazgos similares entre grupos ancestrales y el descubrimiento de variantes comunes en genes relacionados con los lípidos son un fuerte argumento contra la creencia reciente de que estas asociaciones se deben a variaciones raras del genoma», ha asegurado.

Finalmente, ha explicado que la mayoría de las variantes identificadas están asociadas con el LDL, «por lo que resultan interesantes para poder desarrollar formas de predicción para enfermedades cardiovasculares así como para el tratamiento de estas enfermedades».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *