Ecologistas piden que la UE replantee el uso de biomasa por insostenible

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Unión Europea (UE) la revisión del uso de biomasa en su lucha contra el cambio climático a la luz de nuevos estudios que revelan la insostenibilidad de esta política europea de ahorro de emisiones CO2.

Además ha exigido medidas obligatorias, por ley, para la reducción de las bolsas de plástico, que hasta ahora han sido voluntarias en el marco de diversas iniciativas y del Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR), según ha informado este jueves la organización.

Así, Ecologistas en Acción destaca que dos nuevos estudios cuestionan los ahorros de emisiones de CO2 con la quema de biomasa y agrocarburantes, que desde hace unos años la UE considera una opción muy importante para reducir las emisiones de carbono, y con la que ha hecho de su política de expansión de los agrocombustibles una de las banderas de su lucha contra el cambio climático. En ese marco, la directiva de Energía Renovable (RED, por sus siglas en inglés) exige que los agrocombustibles utilizados signifiquen un ahorro de al menos el 35 por ciento (el 50% a partir de 2017) de emisiones de carbono, en relación a lo que emitirían los combustibles fósiles.

En ese sentido, la organización resalta que de acuerdo al informe «Bioenergía: una bomba de tiempo en la contabilidad del carbono», de BirdLife, Transport & Enviroment y European Enviromental Bureau, que a su vez recoge los resultados de dos estudios, la actual política de la UE de agrocarburantes y biomasa probablemente no sirva para luchar contra el cambio climático debido a que el objetivo de la UE no es alcanzable con producción local y sostenible, por lo que serían necesarias importaciones y usos abusivos de suelo que terminarían acelerando el cambio climático.

Asimismo, indica que las consecuencias de esta política son un mayor calentamiento global, pérdida de biodiversidad, disminución de masas forestales, o de carbono capturado en los suelos, y vulneración de derechos humanos. «En el caso de bosques explotados intensivamente los beneficios pueden tardar entre 2 y 3 siglos en producirse, lo que será demasiado tarde para luchar contra el cambio climático. Este elemento temporal es ignorado en la normativa energética europea, que prevé una reducción de emisiones para 2020 basándose en esta fuente de energía», añade.

Además, subraya que el segundo informe, «Biofueles: cambio de uso de la tierra indirecto e impacto climático», es el que pone más en duda la política de la UE. Este trabajo denuncia que no se están teniendo en cuenta las emisiones debidas a los cambios indirectos de uso del suelo (ILUC, por sus siglas en inglés). A menudo los agrocombustibles reemplazan a cultivos de alimentos o pastos para ganado, que son reubicados en otras zonas (bosques, pastos, turberas) ricas en CO2. Esto provoca una liberación de CO2 que no es contabilizada.

«La demoledora conclusión es que para la mayoría de los cultivos (exceptuando algunos tipos de etanol y sólo en determinadas condiciones) no se cumplen los ahorros de emisiones que establece la propia UE en RED y que, según algunos de los modelos, algunos agrocombustibles son mayores emisores de CO2 que los combustibles fósiles», destaca.

Con relación a la reducción de las bolsas de plástico Ecologistas en Acción señala que la única solución es que el Gobierno tome medidas eficaces y de obligado cumplimiento para que se sustituyan por otras alternativas más respetuosas con la naturaleza, como bolsas de tela u otros recipientes duraderos y ecológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *