Reintroducen un centenar de tortugas moras en la zona de Sierra Cabrera (Almería) arrasada por fuego en 2009

ALMERÍA, 8 (EUROPA PRESS)

El enclave de Sierra Cabrera, en el levante de Almería, cuenta desde este jueves con una nueva colonia integrada por un centenar de ejemplares de tortuga mora (Testudo graeca) que han sido reintroducidas en su medio natural por técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el marco de los trabajos iniciados en marzo para recuperar la zona tras los dos incendios forestales que arrasaron hace un año alrededor de 6.900 hectáreas de masa vegetal.

Así lo explicó a Europa Press el delegado provincial, Clemente García, quien detalló que la actuación, junto al cauce de un riachuelo que cursa el espacio, persigue repoblar parte de la zona afectada por el fuego, donde está programada en octubre la reforestación con la plantación de entre 80.000 y 100.000 ejemplares de especies autóctonas como el acebuche, el algarrobo, el lentisco o el alcornoque.

El plan activado por la Junta de Andalucía, en especial en los enclaves de Sierra Cabrera que pertenecen al término municipal de Turre, se extiende sobre una superficie de alrededor de mil hectáreas. Dotado con un presupuesto de dos millones de euros y con la participación de operarios oriundos de la comarca, García reveló que la recuperación del medio natural «está siendo más mucho más rápida de lo que se auguraba», en parte por las especiales condiciones climatológicas de estaciones anteriores.

«El balance y la toma de pulso al operativo nos hace estar satisfechos porque, además de notar como, a simple vista, la sierra ha experimentado una evolución muy positiva, se han satisfecho demandas de la gente de la zona que venían de muy atrás», afirmó.

Entre estas intervenciones, «algunas ya finalizadas», apuntó el mantenimiento, adecuación y conservación de 15 kilómetros lineales de caminos rurales, en su mayoría «servidumbre de paso», o medidas de corrección hidrogeológica-forestal con la reparación de diques y la restauración de «balates con cultivos tradicionales abandonados».

García subrayó, por último, que para desarrollar las medidas diseñadas por los técnicos de Medio Ambiente es necesario el esfuerzo conjunto realizado por ayuntamientos y Junta al ser tan solo un diez por ciento del terreno sobre el que se está actuando de titularidad pública. Sierra Cabrera, explicó, tiene la «peculiaridad de estar formada por pequeños minifundios y dos o tres grandes propietarios».

El incendio, que comenzó el 14 de julio en el paraje denominado Sierra de la Mezquita, mantuvo activo el dispositivo de Prevención y Extinción de Incendios en Andalucía, el Plan Infoca, durante más de 24 horas. La superficie afectada por el fuego, que se originó por un tormenta seca y alentado por el fuerte viento, alcanzó las 4.000 hectáreas de matorral.

En los trabajos de extinción trabajaron 115 técnicos y especialistas de extinción, junto con cinco vehículos autobomba, la Unidad de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (Unasif), y hasta un total de 25 medios aéreos movilizados con 13 helicópteros de transporte y extinción, siete aviones de carga en tierra, cuatro aviones anfibio y un avión de coordinación y vigilancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *