Los Alcornocales, liberado de una planta invasora

MÁLAGA, 28 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente andaluza ha desarrollado actuaciones para la eliminar casi 2 toneladas de jacinto de agua, una planta exótica que había invadido completamente la superficie de la fuente y de la charca Huerto de los Naranjos, ubicada en el Parque Natural Los Alcornocales.

Así, esta planta invasora había creado un tapiz que imposibilitaba el desarrollo de la flora y la fauna propios del humedal, en el que se incluían varias especies de anfibios amenazados. Sin embargo, el posterior seguimiento llevado a cabo por los técnicos de la consejería ha permitido observar la aparición de nuevos ejemplares, lo que demuestra la restauración ecológica del enclave, según informó la Junta en un comunicado.

Tras la aparición de esta planta, los técnicos de Medio Ambiente observaron que la superficie del agua estaba totalmente cubierta y que el sedimento mostraba un color gris oscuro y olor a sulfuro en algunas orillas. Esta situación podía estar provocada por una carencia de oxígeno, lo que podría conllevar a la modificación «drástica» del hábitat.

Posteriormente, una evaluación llevada a cabo por Consejería de Medio Ambiente a través una aplicación desarrollada por el Programa Andaluz para el Control de las Especies Invasoras, reveló la existencia de un riesgo «alto» de invasión de esta planta en la comunidad andaluza. Por último, se revisaron los dos arroyos de salida de la laguna, en busca de propágulos que hubieran podido escapar.

La delegada provincial de Medio Ambiente en Málaga, Remedios Martel, informó que se iniciaron de inmediato los trabajos para eliminar todos los pies de la superficie del agua. «Se hizo un repaso minucioso de orillas y bordes para la retirada de pies de pequeño porte de jacinto, que aparecían entremezclados con la vegetación de ribera, dado que esta especie invasora demuestra una gran versatilidad morfológica, adaptando su tamaño a diferentes condiciones de inundación y se pueden encontrar pies de pocos centímetros de altura en las orillas no inundadas», apuntó.

Asimismo, Martel destacó que una vez erradicada la planta exótica, la herpetofauna comenzó a recuperarse de forma casi inmediata, de modo que han llegado a localizarse ejemplares tanto en fase adulta como juvenil, así como larvaria de salamandra, tritón pigmeo, rana verde, sapos común y moteado y culebra de agua, entre otros.

«Esta actuación tiene, además, un carácter preventivo si se tiene en consideración la conexión con otros cursos de agua de pequeño tamaño y de éstos con el río Guadiaro, situado a unos 400 metros, ya que sirve para evitar la dispersión potencial a otros cauces naturales próximos, cuya invasión podría haber generado serios impactos medioambientales y socioeconómicos», apuntó.

El jacinto de agua tiene plena capacidad para invadir masas de agua de corriente lenta o estancada, constituyendo una seria amenaza para la conservación del equilibro de comunidades acuáticas, por lo que está considerada por la UICN como una de las 100 especies invasoras más peligrosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *