La cápsula del tiempo de Barcelona se instalará en el Cosmocaixa

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

La cápsula del tiempo de Barcelona se instalará en el Cosmocaixa, donde la gente podrá visitarla desde que se instale, en septiembre, hasta que vuelva a abrirse dentro de 150 años. La cápsula se ha construido por el 150 aniversario de la aprobación del Plan de Reforma y Eixample de Barcelona de Ildefons Cerdá.

Según informó hoy la Oficina de Coordinación del Any Cerdá, 3.276 personas han dejado grabados sus mensajes en la web «barcelona2159.org» sobre cómo imaginan la ciudad dentro de 150 años. El último en participar fue el alcalde, Jordi Hereu, quien deseó en su mensaje que Barcelona dentro de siglo y medio sea «una ciudad que se haya seguido transformando de norte a sur y de poniente a levante con un urbanismo a la medida de la ciudadanía, porque sus 73 barrios tengan la calidad de vida que se merecen».

De los 3.276 mensajes 562 son fotografías, 501 vídeos y el resto son textos. En la cápsula también se guardarán toda la documentación generada durante el Any Cerdá, las más de 25 publicaciones editadas por esta conmemoración y toda la documentación de Cerdá de hace 150 años, con lo que la cápsula guardará tres siglos de historia.

La cápsula mide dos metros y se cierra con un engranaje mecánico, y con su austera apariencia de acero inoxidable, contendrá varios aislantes –una urna de vidrio llena de nitrógeno para evitar la corrosión de los metales, una caja de plomo y una «manta» de aerogel para mantener la temperatura invariable– a fin de que el soporte DVD y el ordenador que se guardarán en ella resistan el paso del tiempo.

El material se guarda en papel y formato digital y con varias copias, junto a soportes con sistemas operativos de Windows y Linux para asegurarse que los ciudadanos del futuro no tendrán problemas para consultar la información guardada en la cápsula.

Los barrios que han dejado más mensajes son Eixample, Les Corts y Nou Barris. Todos los mensajes recibidos se guardarán en la cápsula, excepto «dos o tres» que se descartaron por ser ofensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *