Más de un 30% de los pacientes con EPOC sufre, al mismo tiempo, enfermedad cardiovascular, según expertos

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Entre un 30 y un 40 por ciento de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sufre, al mismo tiempo, enfermedad cardiovascular como hipertensión arterial, cardiopatía isquémica o insuficiencia cardíaca, de hecho cerca de un 20 por ciento de los pacientes fallece por alguna de estas enfermedades, según han señalado expertos durante la «webcast» organizada por AstraZeneca tras la celebración del Congreso de la American Thoracic Society (ATS) llevado a cabo en Nueva Orleans (EE.UU.)

Durante este encuentro, que ha congregado en directo a más de 5.000 neumólogos de todo el mundo, los asistentes hicieron hincapié en la importancia de diagnosticar estas enfermedades con el fin de implantar un tratamiento adecuado que mejore la función pulmonar y, al mismo tiempo, reduzca un factor más de riesgo cardiovascular.

Al respecto, el doctor Alvar Agustí, director del Instituto del Tórax del Hospital Clinic de Barcelona, director científico del Ciber de Enfermedades Respiratorias, ha explicado que «el tabaquismo es, en el 90 por ciento de los casos, el principal factor de riesgo de la EPOC y, al mismo tiempo, también aumenta el riesgo cardiovascular, por lo que se entiende que ambas enfermedades estén relacionadas e implicadas; son en realidad las dos caras de una misma moneda».

Asimismo, explica este experto, «una enfermedad puede favorecer la aparición de la otra a través de la respuesta inflamatoria, porque si un paciente tiene EPOC, ésta va a producir inflamación, un factor que a su vez va a contribuir al desarrollo de enfermedad cardiovascular». El envejecimiento acelerado por el tabaco, añade, es otro factor de riesgo que aumenta las probabilidades de que surjan ambas patologías.

Al mismo tiempo, Agustí hace hincapié en que también ocurre lo contrario, es decir, que el 30% de los pacientes con enfermedad cardiovascular también sufre EPOC. «Estudios recientes han comprobado que si una persona tiene EPOC es mucho más probable que desarrolle enfermedad cardiovascular y que si un paciente sufre enfermedad cardiovascular existen más probabilidades de que aparezca EPOC, por tanto, muchas veces coexisten ambas patologías, la que afecta a los vasos y la que afecta a los pulmones», apunta.

Lo que sí es imprescindible es lograr el diagnóstico de ambas, ya que en bastantes ocasiones una de ellas pasa desapercibida y el paciente no recibe la terapia más adecuada. Además, conseguir el control de una de ellas, favorece el manejo de la otra. «Hay estudios que demuestran que tratando con corticoides inhalados los pulmones de una persona con EPOC también mejora la circulación en los vasos; y viceversa, si se trata con estatinas el colesterol de un paciente, al mismo tiempo que mejora la circulación, mejoran los pulmones», manifiesta Agustí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *