La infección en mujeres por el virus del papiloma humano se ha triplicado es España en los últimos quince años

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La infección por el virus del papiloma humano afectaba, a finales de los años ochenta, a 55.000 hombres y 10.000 mujeres, mientras que 15 años más tarde el número de casos ha aumentado un 50 por ciento entre los hombres y se ha triplicado entre las mujeres. según el doctor Fernando Vázquez, jefe de sección de Servicios Básicos del Hospital Monte Naranco y miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica que está celebrando su congreso en Barcelona.

Además, Vázquez ha recordado que las infecciones de transmisión sexual han aumentado en los últimos años en España, y ha alertado de que, en el caso de la sífilis, entre el 1 y el 2 por ciento de los pacientes que acuden a una unidad de infecciones de transmisión sexual lo hacen por esta enfermedad.

Según el doctor Vázquez, “las infecciones de transmisión sexual (ITS) se extienden, “entre otras causas, por el desconocimiento de estar infectado ya que los síntomas no son fácilmente detectables”.

De hecho, ha recordado que “gran parte de las ITS son asintomáticas, es decir la persona infectada no presenta síntomas, no se siente enferma, pero transmite el microorganismo causante de la infección” y ha agregado que “las infecciones de transmisión sexual se contagian durante las relaciones sexuales mantenidas con personas infectadas y sin protección”.

“Si se reconoce algún síntoma o se tienen relaciones sexuales sin protección o fuera de la pareja es necesario acudir lo antes posible al médico de cabecera, a un centro especializado en ITS, a un infectólogo o microbiólogo y a diferentes especialistas como son los ginecólogos, dermatólogos o los urólogos”, ha recordado.

AUMENTO DE LA RESISTENCIA A LOS FÁRMACOS

Del mismo modo, durante la sesión sobre estas infecciones celebrada en este congreso, se ha alertado del incremento de la resistencia que presentan los microorganismos causantes de infecciones tales como la uretritis y la cervicitis gonocócica a las cefalosporinas, antibióticos utilizados de primera elección. Además, “la resistencia a fármacos alternativos como las quinolonas han alcanzado tasas de resistencia entre el 60 y el 70 por ciento”, ha señalado el especialista.

También se hizo hincapié en la importancia que tienen otras ITS como las ladillas, la sarna y el molluscum contagiosum, ya que un tercio de los pacientes que presentan alguna de estas ITS tienen asociada otra infección que es necesario investigar y diagnosticar.

Las ITS han aumentado en los últimos 10 años, tanto en nuestro país como en el resto del mundo, “debido a diferentes motivos como los cambios en las conductas sociales, los fenómenos migratorios y los viajes al extranjero”, ha explicado el doctor.

Dichos aspectos han fomentado “la reaparición de infecciones de transmisión sexual como el linfogranuloma venéreo, más común en países de climas tropicales y subtropicales, y que en España había desaparecido prácticamente”, ha advertido.

La SEIMC actualiza desde hace años los protocolos clínicos y de diagnóstico de las infecciones de transmisión sexual debido a la importancia que tienen estas enfermedades hoy en día.

Desde el punto de vista del diagnóstico,” éste se ha mejorado con la aplicación de las nuevas tecnologías, como las técnicas moleculares que son más sensibles y permiten utilizar muestras no invasivas como la orina, asimismo, se ha mejorado la capacidad de detectar microorganismos resistentes a los antibióticos y las técnicas de diagnóstico rápido”, ha destacado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *