Sólo el 30% por ciento de los pacientes con psoriasis grave accede a tratamientos biológicos por los recortes del SNS

Estos medicamentos son más eficaces y mejoran la calidad de vida de los pacientes de forma significativa, según experto

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Sólo tres de cada diez pacientes en España con psoriasis de moderada a grave se beneficia de los nuevos tratamientos biológicos para su enfermedad, debido a las restricciones del gasto farmacéutico ejercidas dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), según afirmó hoy el vicepresidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el doctor Miquel Ribera.

Durante su intervención en la jornada “La psoriasis en primer plano”, organizada este martes en Madrid por Acción Psoriasis y Abbott, el doctor Ribera explicó que, “a pesar de su alta eficacia, el alto coste de estos tratamientos, unido a las reticencias de seguridad por su relativa novedad, hacen que sólo 6.000 pacientes en España tengan acceso a los medicamentos biológicos contra la psoriasis, cuando podrían beneficiarse más de 20.000”.

Los medicamentos biológicos son fármacos inyectados compuestos por proteínas que bloquean los mecanismos moleculares específicos en la inflamación que produce la psoriasis. No obstante, sólo los pacientes con gravedad clínica moderada o alta que hayan presentado resistencias al tratamiento convencional, son candidatos a recibirlos.

En cualquier caso, para el vicepresidente de la AEDV es “intolerable” que sólo el 30 por ciento de los posibles beneficiarios reciba estos fármacos. De hecho, comentó, “en muchos hospitales los médicos no pueden recetar este tipo de medicamentos debido a que su alto coste les hace perder los incentivos salariales otorgados por controlar el gasto farmacéutico del centro”.

Además, la administración también pone “trabas” a su acceso, ya que la actual legislación exige que los pacientes con psoriasis de moderada a grave “pasen previamente por tratamientos sistémicos clásicos que, en determinados casos, no son tan efectivos como los fármacos biológicos”, comentó.

EVITAR DESIGUALDADES

Según los últimos estudios de coste-eficiencia, los tratamientos no biológicos para la psoriasis tienen un coste aproximado para el sistema público de 10.000 euros por paciente y año, mientras que con los fármacos biológicos el gasto asciende hasta casi alcanzar los 18.000 euros.

En opinión de este experto, lo que la administración no tiene en cuenta es que, a pesar de ser más caros, con los medicamentos biológicos “el número de ingresos hospitalarios se reduce y la eficacia aumenta, lo que repercute directamente en un aumento de la calidad de vida del paciente”.

“Por razones éticas y de equidad, todos los medicamentos biológicos aprobados para el tratamiento de la psoriasis deberían estar disponibles para los pacientes candidatos, sin limitaciones que puedan implicar desigualdades para los mismos”, aseveró el doctor Ribera.

UNA ENFERMEDAD SISTÉMICA

Cerca de 650.000 personas sufren psoriasis en España, una enfermedad inflamatoria crónica, no contagiosa, que empieza como una enfermedad cutánea pero que, en sus formas moderadas y graves, tiene un alto riesgo de favorecer la aparición de comorbilidades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad o la depresión.

Además de las enfermedades asociadas, uno de los mayores inconvenientes de la psoriasis es el impacto en la calidad de vida del paciente. Los últimos estudios afirman que casi el 70 por ciento de los afectados tiene trastornos del sueño, más de la mitad sufre dificultades sexuales e incluso un 5 por ciento ha tenido “ideas de suicidio” por culpa de su enfermedad.

De hecho, la prevalencia de la depresión en las personas con psoriasis está entre el 12 y el 20 por ciento, frente a la población general que tiene unos índices de entre el 3 y el 7 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *