Una manifestación celebra hoy en Madrid el Día de la Tierra bajo el lema «Cambia de vida, no de clima»

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Diversas asociaciones ecologistas, vecinales, de consumidores y organizaciones sindicales saldrán hoy sábado a las calles de la capital, con motivo del Día del Clima, para hacer visible la necesidad de frenar el cambio climático.

Los convocantes exigen a los gobernantes y autoridades que prioricen esta cuestión en sus agendas políticas para evitar que estos impactos lleguen a tener las consecuencias ecológicas, sociales y económicas irreversibles que los expertos auguran.

«La Cumbre de las Naciones Unidas para el Cambio Climático que tuvo lugar el pasado diciembre en Copenhague fue un fracaso global: ni se alcanzó un acuerdo ambicioso y vinculante, ni hubo justicia para los países empobrecidos. En definitiva, un fracaso mundial que nos encamina a superar los 3,5ºC de media global en las próximas décadas», señalaron.

En este sentido, señalaron que el cambio climático significa reducir emisiones de gases de efecto invernadero, y sobre todo de CO2 a través de recortes en las emisiones internas de al menos un 30 por ciento para 2020 y de un 80 para 2050 respecto de los niveles de 1990 en los países industrializados, y la transferencia de fondos y tecnología limpia a los países en desarrollo para que éstos puedan apostar por una sociedad menos dependiente de los combustibles fósiles.

«También es importante que países con una economía emergente como China, India o Brasil limiten el crecimiento de sus emisiones sin que ello comprometa la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes, pues las necesidades básicas de una gran parte de su población siguen lejos de estar cubiertas», indicaron los ecologistas.

Como también 2010 es el Año Internacional de la Biodiversidad, quieren reivindicar «con fuerza» la riqueza de flora y fauna en España «que se encuentra en alto riesgo de empobrecimiento». «Especies de interés biológico como el águila imperial, la avutarda, el ferreret o el lince ibérico se encuentran en retroceso constante y están a punto de desaparecer», agregaron.

Los manifestantes apuestan por las energías renovables, especialmente la eólica y la fotovoltaica y se oponen a la energía nuclear. «Pese a que algunos países se están planteando prolongar la vida útil de sus nucleares o construir otras nuevas, la nuclear sólo supone el 6 por ciento del total de fuentes energéticas en el mundo. Aumentar significativamente su contribución supondría construir centenares de centrales en un periodo corto», agregaron.

«La crisis global en la que estamos inmersos es consecuencia del sistema capitalista, un sistema injusto, insolidario, voraz con el respeto a los derechos humanos y depredador con el medio ambiente por lo que es el momento de dar un giro y apostar por vivir sin exceder la capacidad de nuestro planeta utilizando los recursos de forma sostenible y con equidad. Tenemos una responsabilidad con las siguientes generaciones, pero además nuestro propio futuro en las próximas décadas también está en juego», concluyeron los organizadores de la marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *