La gripe aviar sigue siendo una amenaza a nivel mundial al estar presente aún en cinco países del Mundo, según la FAO

ROMA, 16 (EUROPA PRESS)

El virus de la gripe aviar (H5N1), que está presente en cinco países pese a que la acción internacional eliminase el virus en los 63 países infectados en 2006, sigue siendo una amenaza a nivel mundial para la salud del ser humano y los animales, según informó este viernes la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

El jefe del Servicio Veterinario de la FAO, Juan Lubroth, ha afirmado que aunque se consiguió un éxito considerable frente al H5N1, el virus se ha afianzado países como Egipto, Indonesia, Bangladesh, Vietnam y China.

«El control progresivo del H5N1 en estos países sigue siendo una prioridad internacional», señaló Lubroth. «A pesar de que la pandemia de gripe aviar perdió la atención de la opinión pública durante gran parte de 2009, el H5N1 continúa siendo una seria amenaza», añadió.

«No debemos olvidar -recordó Lubroth- que el virus ha matado a 292 personas, ha matado u ha obligado a sacrificar más de 260 millones de aves, ha provocado pérdidas económicas estimadas en 20.000 millones de dólares (14.790 millones de euros) en todo el mundo y ha devastado los medios de subsistencia de las familias campesinas, añadió Lubroth.

«Mientras siga persistiendo incluso en un solo país, representa un peligro para la salud pública que debe ser tomado en serio» precisó el experto de la FAO. El virus sigue latente en lugares donde existe una elevada cría al aire libre de patos, mercados de aves vivas y producción avícola de engorde junto con una alta densidad de población animal y humana. Y en las zonas donde se dan estas circunstancias «encontrar soluciones eficaces supone un gran desafío», advirtió Lubroth.

En cuanto a la amenaza de la gripe aviar para las personas, Lubroth explicó que la gente seguirá estando expuesta a un virus de origen animal y sobre todo «si la severidad y magnitud de los brotes resultantes resulta impredecible». Para eso, el experto propone que tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), deberían liderar la búsqueda de una solución definitiva al problema.

«Debemos dejar de saltar de una crisis a la siguiente», subrayó Lubroth. «Tenemos que trabajar mejor para prever y vigilar las causas que promueven la aparición y propagación de las enfermedades, y establecer una mejor gestión de riesgos», agregó.

«Hay que ser capaces de abordar los problemas en su origen, antes de que se conviertan en amenazas regionales, continentales o mundiales», concluyó Lubroth.

El próximo lunes comienza la Conferencia Ministerial Internacional sobre la Gripe Aviar y Pandémica de Hanoi, en la que se intentará coordinar la cooperación internacional frente a futuras enfermedades infecciosas, mejorando la experiencia adquirida en el repunte que sufrió el virus en 2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *