El municipio de Atapuerca (Burgos), Premio Castilla y León de Protección del Medio Ambiente 2009

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

El municipio Burgalés de de Atapuerca ha obtenido el Premio Castilla y León de Protección del Medio Ambiente, en su edición correspondiente a 2009, según acordó hoy, por unanimidad, el Jurado de estos galardones, que se entregarán el próximo día 22 de abril..

Este galardón reconoce al municipio de Atapuercasu “apuesta por el patrimonio natural, su conservación y la defensa de los valores medioambientales, con la recuperación de los humedales, tratamiento natural de la calidad de las aguas, fuentes, abrevaderos, senderos, reforestación, etc., integrado la cultura y el desarrollo sostenible con el entorno rural a través de su agricultura, sus costumbres y sus fiestas”.

Asimismo, el Jurado valoró que la preocupación por llevar a cabo en el municipio de Atapuerca un programa de iniciativas de protección medioambiental de su entorno, en consonancia con el valor y la importancia que el nombre de Atapuerca tiene en el mundo en función de su legado patrimonial histórico y paleontológico, ha desembocado en una serie de proyectos de protección y mejora medioambiental “modélicos” y de gran impacto sobre este espacio “privilegiado” que cuenta con dos elementos declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, el Camino de Santiago y sus yacimientos.

En este ámbito se encuentra, en primer lugar, la obra de recuperación de sus seculares humedales, cinco lagunas con más de 200.000 metros cuadrados de lámina de agua. Con ello se ha consolidado un tipo de ecosistema de extraordinario interés e importancia estratégica para numerosas especies animales y vegetales.

Junto a estas recuperaciones hay que destacar otro elemento de alto valor ecológico como es la depuración de las aguas residuales del municipio a través de una balsa de macrofitas que demuestra la capacidad de las “zonas húmedas” para purificar y regenerar la calidad de las aguas.

De forma paralela se ha llevado a cabo la puesta en valor de elementos etnográficos y culturales relacionados con la cultura del agua, como el viejo molino harinero, el lavadero de Fuente Cubillo y la recuperación de las fuentes, más de 25, que se encontraban en alto estado de degradación y que constituyen un elemento importante en este entorno, a la vez que ponen en conexión a los vecinos con su medio y el conocimiento de su pasado más cercano.

Las repoblaciones forestales, con la plantación de cerca de 2.500 árboles en lugares como el tramo del Camino de Santiago que cruza el municipio, son “esenciales” dentro de estas actuaciones de conservación y mejora del entorno natural. Hay que destacar la trascendencia del trabajo del voluntariado vecinal, así como la actuación de los Campos de Trabajo de la Junta de Castilla y León.

A estas iniciativas hay que añadir otras muchas interrelacionadas con el ámbito cultural y social del pueblo como son la puesta en valor de un tramo del Camino que había desaparecido convertido en tierra de labranza y del espacio Minero Olmos de Atapuerca, la aprobación de la Ordenanza de Caminos de Rodadura que impide a los vehículos desviarse de los caminos y dañar el entorno natural y su normativa urbanística, la celebración de la Jornada Anual de Medio Ambiente y los Premios Atapuerca.

Este municipio “es un ejemplo señero de preocupación y trabajo no sólo por conservar y proteger su extraordinario legado patrimonial, histórico y cultural, sino por recuperar también su legado natural y paisajístico, todo ello enmarcado en un proyecto medioambiental, cultural, educativo y social en el que es fundamental la participación ciudadana y en la que destacan iniciativas como la Marcha a pie a los yacimientos, la representación de la Batalla, el cross internacional, el Festival Internacional de Percusión Atapercu o el Levantamiento de Menhir.

En la actualidad se está trabajando en la rehabilitación del antiguo hospital de peregrinos, adquirido por la Fundación Atapuerca para su sede, y se continúa impulsando varios proyectos de gran interés medioambiental.

El Jurado del Premio Castilla y León de Protección del Medio Ambiente estuvo presidido por Tomás Girbés Juan, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Valladolid y Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica 2002; y compuesto por Juan Luis Arsuaga Ferreras, codirector del yacimiento de Atapuerca y Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 1997; José Carlos del Álamo Jiménez, presidente de TECNOMA, S.A. y decano del Colegio de Ingenieros de Montes; Carlos Alberto Romero Batallán, director gerente de Aprovechamiento Integral de Residuos; Francisco Javier Herrera Platero, presidente de la Federación de Asociaciones Castellano y Leonesas de Turismo Rural (ACALTUR) y Luis Benéitez González como Secretario del Jurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *