Agua.- España debe mejorar en prevención de riesgos para mejorar la calidad de sus aguas, según un experto

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La prevención de riesgos en la depuración de las aguas “es uno de los principales retos” que debe afrontar el sistema español para mejorar la calidad de sus recursos hídricos, en opinión del investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Antoni Ginebreda.

Con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra mañana, 22 de marzo, Ginebreda explicó a Europa Press que existen “muchos productos nocivos que se filtran en el agua a pesar de las depuradoras, lo que supone una entrada gradual pero constante en el medio ambiente”. “Y los ríos son un sistema vivo”, enfatizó.

El Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua analiza todos aquellos productos contaminantes “no legislados” que influyen en la calidad de las aguas, como fármacos de consumo doméstico, plaguicidas o drogas. En este caso, recordó que los últimos análisis llevados a cabo en las aguas residuales que llegan a la depuradora de El Prat de Llobregat revelaron que en el área metropolitana de Barcelona se consumen más de 70.000 dosis de cocaína diarias.

“A través de estos resultados, es posible determinar qué sustancias y en qué cantidad se han consumido en una determinada área geográfica”, detalló. Por ello, en su opinión, “uno de los principales retos” que debe afrontar el sistema español para mejorar la calidad de sus recursos hídricos pasa por mejorar la prevención de riesgos en la depuración de las aguas.

En cualquier caso, en líneas generales, considera que se ha producido “un progreso en la calidad de las aguas españolas en estos últimos años, a pesar de que se hayan registrado problemas puntuales, gracias a los avances registrados en materia de legislación

Así, hizo alusión a la Directiva Marco del Agua, aprobada en el año 2000 con el objetivo de fijar un marco de actuación común en el ámbito de la política europea de recursos hídricos para asegurar el buen estado de conservación de estos ecosistemas, entre otros objetivos.

ESTUDIO EN EL MEDITERRANEO

De cara al futuro, el CSIC comenzará a trabajar el próximo mes de abril en el “Proyecto Scarce” que analizará la evaluación y predicción de los efectos del cambio global en la cantidad y la calidad del agua en los servicios ecosistémicos de las cuencas del Mediterráneo de la Península Ibérica.

Con esta iniciativa –que se engloba en el programa Ingenio-Consolider 2010, auspiciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN)–, se estudiarán no sólo aspectos químicos sino también la influencia de variables hidrológicas y ecológicas, entre otras, en los sistemas acuáticos de la zona.

Además, se centrará en cómo el cambio climático y los cambios en los usos del suelo repercuten sobre este recurso hídrico. Este proyecto contará con la colaboración de la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Lérida o la Universidad del País vasco, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *