Cádiz acogerá a partir del día 17 el II Congreso Internacional sobre Migración de Aves y Cambio Climático

Este evento pretende descifrar los mecanismos de la migración de las aves y su vínculo con cambio climático

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

Entre los próximos días 17 y 20 de marzo de 2010 va a tener lugar en Algeciras (Cádiz) el Segundo Congreso Internacional sobre Migración de Aves y Cambio Climático, organizado por la Fundación Migres y dedicado a poner de relieve las profundas relaciones que existen entre el clima, la ecología y el comportamiento de los animales. El Congreso está patrocinado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y por Red Eléctrica de España.

Según informó la Fundación Migres en un comunicado, se trata de un foro de referencia mundial para profundizar en el conocimiento de la migración de aves como claro indicador del clima, en el que participan más de 200 científicos de todo el mundo.

Entre ellos se encuentran los más prestigiosos ornitólogos internacionales, como el estadounidense Keith L. Bildstein, del Hawk Mountain Sanctuary, el británico Ian Newton, del Centro para la Ecología y la Hidrología de la Universidad de Oxford, o el alemán Martin Wikelski, del Instituto Max Planck de Ornitología, además del propio presidente de la Fundación Migres, Miguel Ferrer, profesor de investigación de la Estación Biológica de Doñana (CSIC).

Durante la cita internacional también se expondrán los resultados obtenidos con las más avanzadas herramientas tecnológicas de las que disponen los científicos para el seguimiento migratorio de las aves. Así, dispositivos de última tecnología como los emisores satélites o GPS que se implantan en las aves han hecho posible seguir sus movimientos a lo largo de todo el planeta, permitiendo además detectar cambios en las rutas migratorias.

En este sentido, el presidente de la Fundación Migres, anunció hoy que ya existen indicios de cómo el cambio climático, al influir en las rutas migratorias de las aves, está “ralentizando la máquina de generar biodiversidad”.

Así, indicó que los desplazamientos “ya no son tan largos como antes” y, por lo tanto, las escalas se han reducido, con lo que el asentamiento de aves en nuevos hábitats, que siempre ha sido origen de nuevas especies, es ahora menor.

Las conclusiones del Congreso serán debatidas y, en su caso, aprobadas por el Grupo de Expertos en Biodiversidad y Cambio Climático del Consejo de Europa, del que forman parte 54 países, en la reunión que celebrarán el próximo mes de junio en Reykjavík (Islandia).

Por su localización, el Estrecho de Gibraltar constituye zona de paso obligado para más de 30 millones de aves de 380 especies diferentes que migran hacia África cada otoño. Es un lugar estratégico a nivel mundial desde el punto de vista ornitológico y constituye por tanto un auténtico “laboratorio natural” único en el mundo para estudiar este fenómeno, sus mecanismos y sus consecuencias.

MIGRACIÓN Y CAMBIO CLIMÁTICO

Tal y como recordó la Fundación Migres, el cambio climático global es uno de los problemas más desafiantes a los que la humanidad tiene que enfrentarse en el actual siglo. Este problema afecta a todos los tipos de ambientes, tanto terrestres como marinos, desde las regiones polares a las tropicales, con impactos en la flora y la fauna a todos los niveles, desde las especies a las comunidades y a los ecosistemas.

Cada vez se tienen más evidencias de cómo los procesos relacionados con el cambio climático global han producido alteraciones en los ciclos naturales y cambios en los patrones de distribución, alterando los ciclos de floración, la reproducción y la migración de un gran número de organismos.

La migración es uno de los fenómenos que mejor ilustra las profundas relaciones entre el clima y la ecología y comportamiento de los animales. Para las aves migratorias, la fecha de llegada a los territorios de cría y de invernada es un factor determinante del éxito reproductivo y de la supervivencia

La migración es un motor de biodiversidad y el cambio climático puede estar parando esta máquina de producir vida. Especies que hasta hace poco emigraban a zonas africanas para pasar el invierno optan ahora por quedarse en la orilla europea del Estrecho de Gibraltar.

Las evidencias indican que el cambio global está provocando que las aves de migración larga se conviertan en aves de migración media. Sus desplazamientos ya no implican tanta distancia y no exigen escalas en dispares lugares del mundo ni, por lo tanto, adaptación a los nuevos hábitats, lo que, a largo plazo, siempre ha constituido uno de los principales factores generadores de diversidad biológica.

Además, este último hecho está produciendo también la colonización de otras aves de África hacia España, como el ratonero moro –una especie que proviene del continente africano y cuya presencia estable se ha detectado por vez primera en España–, el vencejo moro, el buitre moteado o de Rúpell y el escribano sahariano.

La comprensión de los procesos que regulan estos cambios y sus consecuencias son cruciales para poder predecir los futuros escenarios, proporcionar una base firme para la gestión adaptable y desarrollar estrategias eficaces de conservación ante la rápida evolución de las poblaciones animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *