Los bebés nacidos por reproducción asistida tienen mayor riesgo de alteraciones genéticas

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Los bebés nacidos por reproducción asistida tienen un mayor riesgo de alteraciones genéticas, según sugiere un estudio de la Escuela de Medicina de la estadounidense Universidad de Temple que se ha hecho público durante la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAS, según sus siglas en inglés) que se celebra estos días en San Diego.

Desde el nacimiento del primer niño probeta en 1978 han nacido más de tres millones de niños como resultado de las técnicas de reproducción asistida. Aunque la mayoría de estos niños son sanos y normales, como grupo tienen un mayor riesgo de ciertas clases de defectos de nacimiento y de nacer con bajo peso, lo que se asocia con obesidad, hipertensión y diabetes tipo 2 en años posteriores de la vida.

El equipo de Carmen Sapienza estudió el impacto del ambiente sobre los genes al comparar un tipo de modificación cromosómica, llamada «metilación del ADN», entre niños concebidos de la forma tradicional y aquellos nacidos como resultado de la reproducción asistida.

«Descubrimos que entre el 5 y 10 por ciento de estas modificaciones cromosómicas eran diferentes en los niños nacidos mediante reproducción asistida, y que esto alteraba la expresión de genes cercanos. Pero no hemos distinguido aún si esto se debe a las técnicas de reproducción asistida o a otros factores como la infertilidad de la pareja», explica Sapienza.

La investigadora considera que sería importante hacer un seguimiento de estos niños a largo plazo para determinar si tienen mayores tasas de obesidad o diabetes ya que algunos de los genes afectados participan en el desarrollo del tejido graso y del metabolismo de la glucosa.

Según concluye Sapienza, incluso aunque existieran diferencias medibles en la metilación del ADN y la expresión genética entre los dos grupos, sólo una pequeña fracción de los niños de reproducción asistida estarían fuera del rango «normal».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *