Resuelven en una única intervención mínimamente invasiva la obesidad de un paciente con 260 kilos en Sevilla

El paciente abandonó el hospital el pasado miércoles, sin haber tenido ninguna complicación en el periodo postquirúrgico

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Cirugía Endocrina de Hospitales Universitarios Virgen del Rocío de Sevilla ha realizado recientemente una intervención quirúrgica con técnicas laparoscópicas, esto es, con incisiones minimamente invasivas, en un paciente que presentaba una obesidad mórbida al pesar 260 kilos.

Según informó hoy este centro, que destacó que la intervención realizado por este equipo es “sin precedentes”, la cirugía laparoscópica empleada en este caso ha permitido introducir el instrumental quirúrgico por cinco incisiones de 12 milímetros.

En concreto, se trata de la denominada técnica de Scopinaro, la cual ha permitido que, en un solo tiempo quirúrgico, se reduzca la obesidad de este paciente, que pesaba 260 kilos al poseer un índice de masa corporal (IMC) de 86.

“Este paciente hubiera sido candidato a cirugía abierta convencional de no haber dado este paso o hubiera requerido dos cirugías mínimamente invasivas en un espacio de un año”, explicó al respecto el doctor Juan Manuel Martos, que ha encabezado el equipo que llevó a cabo la citada operación.

De hecho, subrayó que el éxito de la operación ha sido tal, que se han podido reducir la agresión quirúrgica en este paciente “con alta morbilidad” y evitando una segunda intervención. Además, resaltó que el paciente abandonó el hospital el pasado miércoles, sin haber presentado ninguna complicación en el periodo postquirúrgico.

Agregó que su equipo de cirujanos acumula ya una de las series “más grandes” de pacientes intervenidos con la técnica de Scopinaro con cirugía abdominal abierta. En concreto, acumulan más de 500 casos, alcanzando obesidades de hasta 113,79 IMC (330 kilos). Asimismo, han realizado en el último año un total de 30 casos con esta técnica y por vía laparoscópica, con una media de IMC del 56.

Los dos elementos que han favorecido el buen resultado de este caso clínico han sido, por tanto, la larga experiencia del equipo con casos complejos y la decidida apuesta del Servicio de Cirugía General por extender las técnicas laparoscópicas, entendiendo que siempre son las más beneficiosas para el paciente –menor agresión quirúrgica, menor dolor y una pronta recuperación–.

TÉCNICA DE SCOPINARO

La técnica de Scopinaro forma parte de las denominadas técnicas restrictivas malabsortivas, ya que a la reducción gástrica –reducción del tamaño del estómago para asegurar pequeñas ingestas de comida por parte del paciente– se suma un cruce intestinal que limita la absorción de grasas y el consiguiente acúmulo de peso, puesto que la bilis y los jugos gástricos se mezclen con la comida en los últimos 50-60 centímetros del intestino delgado. De ahí que también reciba el nombre de bypass biliopancreático.

Aunque se inició a nivel internacional como técnica de cirugía abierta convencional para resolver la obesidad mórbida, comenzó a emplearse hace escasos años en España con técnicas laparoscópicas. No obstante, la mayoría de los equipos operan en dos tiempos, por la complejidad y laboriosidad de la misma.

Los excelentes resultados que está obteniendo el equipo sevillano con la variante laparoscópica de Scopinaro en un solo tiempo con pacientes supermórbidos, siendo el caso más extremo el llevado a cabo la pasada semana, están siendo objeto de estudio para poder compartirlos con el resto de la comunidad científica, demostrando que esta variante puede aplicarse con calidad y seguridad.

El Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo, que dirige el doctor Javier Padillo, ha incorporado en los últimos dos años todas las modalidades de cirugía laparoscópica a la obesidad mórbida, permitiendo ofrecer a cada paciente un tratamiento quirúrgico individualizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *