Investigadores del CSIC diseccionan la acción protectora de la vitamina D para tratar el cáncer de colon

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas «Alberto Sols», dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) analizan el mecanismo de acción de la vitamina D, que parece deberse, al menos en parte, a la regulación de genes relacionados con la degradación de proteínas, para tratar el cáncer de colon.

En particular, el grupo del profesor Alberto Muñoz, estudia las bases moleculares que explican el papel protector que la vitamina D ejerce frente al cáncer de colon. Sus estudios, utilizando tanto células de cáncer de colon como muestras de tejido normal y tumoral humano, han dado lugar a importantes publicaciones en las que se demuestra que la vitamina D modifica drásticamente la expresión génica de estas células, aumentando su diferenciación e inhibiendo su proliferación, entre otros efectos.

Las proteínas son el resultado final de la expresión génica, siendo el balance entre su síntesis y su degradación esencial para el adecuado funcionamiento celular. Las proteínas son degradadas por proteasas, cuya actividad es a su vez controlada por inhibidores endógenos. Debido al papel crucial de las proteasas en el desarrollo tumoral, la identificación y estudio de sus inhibidores y su papel en la progresión tumoral ha adquirido gran interés en los últimos años.

Recientemente, la revista «Journal of Clinical Investigation» publicó una investigación, cuya primera autora es Silvia Álvarez Díaz y en colaboración con el grupo del profesor Carlos López Otín de la Universidad de Oviedo, que demotraba que en células humanas de cáncer de colon la vitamina D aumenta la expresión de cistatina D, un inhibidor de proteasas que hasta ahora no había sido relacionado con cáncer.

Los datos muestran que la cistatina D es un importante mediador de las acciones protectoras de la vitamina D frente al cáncer de colon y que, además, este inhibidor de proteasas se comporta como un supresor tumoral. Así mismo, en este trabajo se muestra que en biopsias de pacientes con cáncer colorrectal la expresión de cistatina D se pierde durante la progresión tumoral asociada al proceso de desdiferenciación celular y malignización.

La vitamina D es esencial para los seres humanos. Se obtiene en un pequeño porcentaje de la dieta, ya que hay pocos alimentos ricos en este compuesto, y principalmente se sintetiza en la piel por acción de la luz solar. Además de su papel clásico como regulador del metabolismo del calcio y el fosfato y su importancia en la biología ósea, la vitamina D es conocida desde hace algunos años por su papel como regulador de la expresión génica y su posible papel como agente protector frente a diferentes tipos de cáncer, entre ellos el cáncer colorrectal, una de las neoplasias más frecuentes y letales a nivel mundial y la de mayor incidencia en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *