La depresión aumenta en un 65 por ciento el riesgo de padecer diabetes mellitus en personas mayores de 55 años

ZARAGOZA, 5 (EUROPA PRESS)

Los pacientes con una depresión clínicamente significativa presentan un mayor riesgo de desarrollar una diabetes mellitus. Ésta es una de las conclusiones del trabajo de investigación que forma parte del grupo de investigación Zarademp, que se acaba de publicar en una de las más prestigiosas revistas científicas del mundo, el American Journal of Psychiatry, el órgano de la Asociación Americana de Psiquiatría.

El artículo científico ha sido liderado por el psiquiatra y profesor colaborador de la Universidad de Zaragoza, Antonio Campayo. Además, esta investigación constituye una línea de trabajo del Proyecto Zarademp, que coordina el catedrático de Psiquiatría del hospital Lozano Blesa y Universidad de Zaragoza, Antonio Lobo.

Durante 15 años, Zarademp ha estudiado y analizado la salud psíquica y somática o corporal en los mayores de 55 años en la ciudad de Zaragoza, con una muestra representativa de cerca de 5.000 personas.

El trabajo del artículo de investigación publicado revela también que aquellos participantes que en el estudio de base sufrían depresión, pero no diabetes, desarrollaron a los cinco años la diabetes en proporciones significativamente superiores que quienes no estaban deprimidos.

Para llegar a esa conclusión, el estudio ha tenido que «controlar» otros posibles factores de riesgo de diabetes, como los antecedentes familiares, la obesidad, la hipertensión, el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol.

Los participantes en el estudio de base, así como en olas sucesivas de seguimiento, fueron evaluados en primera fase por estudiantes de Medicina, «senior» y «estandarizados» («lay interviewers») y, en la segunda fase, los diagnósticos de sospecha, en su caso, fueron confirmados por psiquiatras estandarizados.

ESTUDIO CON DIMENSIÓN CLÍNICA

Aunque existían informes previos que sugerían que la depresión podía ser factor de riesgo de diabetes, los resultados eran discrepantes y provenían de estudios en que la depresión sólo se documentó mediante tests y cuestionarios.

Por el contrario, en este último estudio los diagnósticos completos los realizaron psiquiatras de investigación, estandarizados, con lo que los resultados adquieren una clara dimensión clínica.

Asimismo, el mismo estudio documenta por vez primera que las depresiones más frecuentes en la población general, las «no-graves» («non-severe»), las depresiones persistentes y las depresiones no tratadas se asocian también con mayor riesgo de diabetes.

Los resultados del estudio son de una gran trascendencia clínica y de salud pública debido a las proporciones epidémicas que pueden adquirir tanto la diabetes como la depresión en las próximas décadas en este grupo de edad.

EQUIPO INVESTIGADOR

El primer autor del artículo es Antonio Campayo, que trabaja en el Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, donde completó su formación especializada MIR tras estudiar en la Facultad de Medicina de esta ciudad.

Ha sido además investigador post-MIR (Programa «Río Hortega») del Instituto de Salud Carlos III, pertenece al Grupo CIBERSAM en Zaragoza y al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y es profesor colaborador en la Universidad de Zaragoza.

El resto del equipo investigador pertenece a las mismas instituciones, así como a los Departamentos de Medicina y Psiquiatría y de Medicina Preventiva y Salud Pública en la misma Universidad de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *