Mapas tridimensionales en color de la próstata localizan el cáncer

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) han conseguido mediante sofisticadas técnicas de imagen crear mapas tridimensionales en color de la próstata que identifican regiones cancerosas.

El estudio, que se publica en la revista “Science Translational Medicine”, allana el camino a un nuevo método para examinar el cáncer, a través de su composición química, y podría utilizarse para detectar las fases iniciales del cáncer de próstata.

En la actualidad la detección temprana del cáncer de próstata es difícil dado que demasiado complejo de observar y no existe método radiológico capaz de localizar de forma específica dónde reside el tumor canceroso en la próstata. El único recurso para los pacientes es pasar por biopsias que suelen capturar sólo el 10 por ciento del cáncer.

Los científicos, dirigidos por Chin-Lee Wu, examinaron el rango de metabolitos en próstatas humanas. Los metabolitos son moléculas pequeñas producidas por reacciones químicas del organismo. Encapsuladas en el plasma celular, estas “huellas químicas” son tan pequeñas que no pueden medirse mediante técnicas estándar.

Los investigadores descubrieron que algunos metabolitos eran más sensibles al cáncer que otros y que combinaciones específicas de metabolitos podían utilizarse para mostrar “puntos calientes” o áreas en la próstata con una alta probabilidad de ser cancerosas.

La medición de diferentes cantidades de varios químicos o metabolitos en el tejido de la próstata y la información generada durante este proceso permitió a los investigadores crear un mapa informático específico del tejido. En este mapa sus autores pudieron detectar la presencia de lesiones de cáncer de próstata con una eficacia global de entre el 93 y el 97 por ciento.

Estos resultados sugieren que la evaluación colectiva de todos los cambios metabólicos en el tejido pueden emplearse para extraer las características únicas del cáncer de cada paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *