Dosis intermitentes elevadas podría superar la resistencia del cáncer de mama

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Las dosis altas intermitentes podrían superar la capacidad del cáncer de mama para resistir a los fármacos potentes, según un estudio de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) realizado en células de cáncer de mama humanas y en ratones.

Los descubrimientos, que se publican en la revista “Science Translational Medicine”, apoyan el uso de fármacos para el cáncer de mama considerados ineficaces y podría cambiar de forma clave el tratamiento de las pacientes.

El cáncer de mama es una de las más importantes causas de mortalidad femenina en el mundo desarrollado. Alrededor del 25 por ciento de los cánceres de mama están causados por el mal funcionamiento de la proteína HER2. Estudios previos han sugerido que si la actividad de la proteína HER2 puede desactivarse, las pacientes con este tipo de cáncer podrían curarse, por lo que se han redoblado esfuerzos para desarrollar fármacos con este objetivo.

Sin embargo, los fármacos que reprimen con éxito la actividad de HER2 en el laboratorio no funcionan en los pacientes, parece que la actividad de la proteína es más compleja de lo pensado y se basa en gran medida en la proteína HER3. Esta segunda proteína actúa como un botón de volumen: cuando los fármacos bloquean la actividad de HER2, la proteína HER3 responde al amplificarse y contrarrestar el efecto de los fármacos.

Los científicos, dirigidos por Dhara Amin, descubrieron que esta protección celular integrada puede superarse proporcionando a las células dosis muy altas de los fármacos inhibidores de HER2, que son muy tóxicos. Para superar este problema, los investigadores sometieron a los ratones a un régimen de dosis muy elevadas de fármacos durante unos pocos días. Descubrieron que esta técnica libraba a los ratones de los efectos secundarios graves aunque en esos pocos días se eliminaban muchas células cancerígenas de forma eficaz.

Además, cuando compararon en los ratones este programa intermitente de altas dosis con uno diario de dosis normales se demostró que el primero era más eficaz extinguiendo el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *