Cavadas prepara el primer trasplante de cara en un paciente que sufrió un tumor maligno

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El doctor valenciano Pedro Cavadas prepara ya la segunda intervención de un trasplante de cara, tras la que realizó el pasado mes de agosto en el Hospital La Fe de Valencia. En este caso, será la primera vez que se realice a un paciente con antecedentes de un tumor maligno.

Cavadas realizó estas declaraciones, a preguntas de los medios de comunicación, antes de pronunciar la conferencia «Sobre monos, personas y codicia», organizada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País, y que tuvo lugar en el Centro Cultural Bancaja de Valencia.

El cirujano explicó que el paciente que se encuentra más adelantado para poder ser operado de un trasplante de cara tiene «antecedentes de un tumor maligno». Se trata, según dijo, de «una aplicación que, de momento, está en fase de investigación».

En este sentido, indicó que, «por desgracia, no existen antecedentes que digan cómo van a resultar los trasplantes de cara en ese tipo de pacientes». Sin embargo, sí que se han dado trasplantes de órganos sólidos clásicos, como el corazón o el riñón, a enfermos de cáncer «si han pasado más de cinco años desde que lo diagnosticaron libre de enfermedad», precisó Cavadas.

En esas condiciones, se considera que «el riesgo de desarrollar un tumor nuevo por la medicación anti-rechazo es prácticamente el mismo que en un paciente normal», aseveró el cirujano, por lo que confió en que la intervención que prepara «salga bien».

Así, Cavadas subrayó que se trata de «un grupo de pacientes que, hasta la fecha, no tenía una buena solución». «Si se confirma, no con un sólo caso, sino con varios, que el resultado es parecido al de otros órganos, se abrirá una puerta interesante para mejorar la calidad de vida de esta gente», sostuvo.

Por lo que se refiere a los plazos, el doctor valenciano afirmó que tienen «unos cuantos pacientes en estudio» para ser receptores de un trasplante de cara, aunque «hay uno que será el próximo». Sin embargo, «no se está buscando físicamente todavía donantes», sino que la intervención se encuentra en «fase previa», pese a que «el papeleo será relativamente breve», apuntó.

Asimismo, preguntado sobre si esta operación supone un nuevo reto para su carrera profesional, destacó que se han hecho «muy pocos» trasplantes de cara en el mundo, con lo que «cuando sólo hay ocho casos, ser el primero en algo es fácil, si se busca siempre hay algo», comentó.

No obstante, hizo hincapié en que ser pionero «no es importante, sino que lo importante es buscar indicaciones que hasta ahora no se consideraban buenas para un tratamiento que es muy complejo y que, sobre todo, puede cambiar la calidad de vida del paciente».

Para este año, Pedro Cavadas tiene también otras operaciones «pendientes» como varios trasplantes de cara y algunos de brazos o de piernas. «Imagino que a lo largo de este año haremos algunos, aunque es difícil predecir cuándo porque depende de muchos factores», señaló.

El cirujano explicó que «desde hace unos años los donantes han cambiado mucho, ya que antes la mayoría eran fallecidos por accidentes de tráfico, y ahora, muchos son por una muerte no traumática». Esto lo achacó a un «fenómeno demográfico y sanitario del país».

EVOLUCIÓN «MUY BUENA»

En cuanto al paciente de 43 años sometido al primer trasplante de cara del mundo que incluye la mandíbula y lengua, y que fue intervenido en el Hospital La Fe de Valencia el pasado mes de agosto, Cavadas subrayó que la evolución era «muy buena» y que, ahora, transcurridos cinco meses, «empieza a mover la lengua».

Así, aunque reconoció que «la evolución es lenta», señaló que eso ya «se sabía» por parte del equipo médico. Añadió que «aún faltan muchos meses todavía para que mueva la lengua como debe y para que funcione todo como debe, pero está yendo todo como se quería».

Por otro parte, el doctor explicó que la charla que pronunció hoy es «atípica», y no tiene «nada que ver con la medicina». Se trata de «una serie de reflexiones sobre la naturaleza del ser humano desde el punto de vista de un mono».

Afirmó que, «sobre todo, trata de la codicia, que es lo que une al mono y a la persona», y aunque afirmó que éste «no es el tema más políticamente correcto a tratar, ésta tampoco es una charla políticamente correcta». «Cuanta más gente se dé por aludida, yo el primero, mejor», concluyó el cirujano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *