Quince animales murieron envenenados en Doñana el año pasado, según la Junta de Andalucía

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía realizó durante el pasado año 2009 un total de 31 levantamientos de cadáveres y cebos por sospecha de veneno en el Espacio Natural de Doñana, de los cuales, 15 dieron positivo en la detección de alguna sustancia tóxica.

Según recoge el Avance de la Memoria de Actividades y Resultados del Espacio Natural de Doñana de 2009, consultado por Europa Press, la especie más afectada por el uso de cebos envenenados fue el milano negro (milvus migrans), del que se encontraron un total de once cadáveres, tres de ellos pollos.

Estos ejemplares envenenados fueron hallados en la fincas de Matasgordas (tres individuos), Dehesa de Gatos, Abalario (dos ejemplares), Veta de Alí, Huerta Tejada (dos ejemplares) y la Algaida (tres ejemplares).

También se encontraron los cadáveres de dos cigúeñas blancas (ciconia ciconia), en las fincas de Matasgordas; un milano real (milvus milvus) en la finca Huerta Tejada, un águila culebrera (circaetus gallicus) en la finca de Marisma y Lomo del Grullo y un zorro en Matasgordas. Las sustancias tóxicas empleadas fueron, principalmente, pesticidas e insecticidas como el Carbofurano, el Aldicarb y el Metomilo.

En general, según refleja el documento, estos datos suponen un «incremento significativo» del número de levantamientos y de muestras positivas de veneno en el área de Doñana con respecto años anteriores.

Para llevar a cabo los trabajos de inspección, en los últimos meses se ha recurrido a la patrulla canina de la Estrategia contra el uso ilegal de venenos para la localización de cebos y cadáveres ante el hallazgo de ejemplares muertos en el campo o la sospecha de uso ilegal de venenos.

JORNADAS FORMATIVAS

Además, se celebraron durante los días 3 y 4 de marzo de 2009 unas jornadas formativas sobre el veneno en Doñana, en la que se contó con la participación del personal de la Estrategia andaluza contra el uso ilegal de venenos.

Durante el encuentro se ofreció una información actualizada de los casos de envenenamiento producidos en Doñana, se repasó el protocolo de levantamientos de cadáveres y se discutió sobre diversos aspectos relacionados con el uso ilegal de venenos.

La Consejería de Medio Ambiente desarrolla desde el año 2004 la «Estrategia para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados», cuyos resultados apuntan en general a una mayor sensibilización social y una disminución real de esta práctica ilegal.

Además de las inspecciones, la Consejería de Medio Ambiente tiene en marcha desde 2005 una campaña de visitas a explotaciones agrícolas y ganaderas, que ha implicado a los sectores más relacionados con el veneno y han dado lugar a reuniones con los titulares, guardas y directivos a fin de incrementar la disuasión y prevención, creando un ambiente de rechazo hacia el envenenador.

Asimismo, Andalucía dispone en la actualidad de dos grupos de perros entrenados para detectar sustancias ilegales en alimentos y en cadáveres, el primero creado en diciembre de 2004 y el segundo en julio de 2007.

Entre el resto de medidas puestas en marcha por la administración ambiental se encuentran la especialización de los Agentes de Medio Ambiente, el control de ventas de fitosanitarios, el envío de actas debidamente cumplimentadas al Centro de Análisis y Diagnóstico (CAD), control de predadores, tratamiento coordinado y homogéneo de estas cuestiones en toda Andalucía o la dotación de material para el levantamiento de muestras, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *