Investigadores identifican una nueva proteína implicada en la modulación del ciclo celular

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha determinado que la quinasa de receptores acoplados a proteínas G, GRK2 desempeña un papel clave en la correcta progresión del ciclo celular y en sus mecanismos de control.

Los resultados de este estudio, dirigido por el doctor Federico Mayor Menéndez y la doctora Petronila Penela Márquez y publicado recientemente en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», muestran la disminución de los niveles celulares de GRK2 durante la fase de transición G2 del ciclo celular previa a la mitosis.

Esta disminución es iniciada con la fosforilación de la proteína GRK2 en un residuo específico (la serina 670) por la quinasa reguladora de ciclo CDK2 y, posteriormente, el reclutamiento de la prolil-isomerasa Pin1 a la proteína GRK2 fosforilada facilita su degradación por el proteasoma.

Esta secuencia de eventos es necesaria para que las fases del ciclo se sucedan con una duración adecuada, ya que la inhibición de la fosforilación de GRK2 y/o de su asociación de Pin1 retrasa el comienzo de la mitosis, debido específicamente a la acumulación de GRK2.

Los autores del trabajo han demostrado también que el tratamiento de las células con doxorubicina, un agente genotóxico utilizado en quimioterapia que daña al DNA y activa los mecanismos de control del ciclo en G2/M, bloquea el mecanismo anteriormente descrito y provoca la estabilización de la proteína GRK2.

Esta mayor presencia de GRK2 tiene dos consecuencias importantes: inhibir la inducción de p53, que es un factor clave en las respuestas de estrés ejecutando vías de apoptosis y de parada de ciclo, y promover la parada de ciclo (por mecanismos aparentemente independientes de p53 que favorecen la supervivencia celular). Dado que diferentes vías de señalización oncogénicas promueven la acumulación de GRK2, es posible que esta quinasa contribuya a aumentar la inestabilidad genómica o la quimio-resistencia de las células tumorales a través de su papel regulador en el ciclo celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *