El Ayuntamiento de Daimiel garantiza la tranquilidad gracias a las últimas lluvias

CIUDAD REAL, 13 (EUROPA PRESS)

El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real), Ramón Ruiz de la Hermosa, señaló este miércoles, que el aumento de los recursos hídricos del Acuífero 23, que han alcanzado niveles de 1996 en los últimos 15 días por las lluvias, garantiza la «tranquilidad» del Parque Nacional de Las Tablas.

Según informó en nota de prensa del Ayuntamiento, el edil señaló que los datos procedentes del pozo de captación situado en los Ojos del Guadiana sitúan la cota de partida en 26 metros de profundidad consecuencia de las últimas lluvias. Según indicó, los niveles hídricos han crecido 2,70 metros cúbicos en 15 días.

Así, manifestó que es preciso remontarse a 1996 para encontrar cifras similares. Entonces, el nivel de captación de agua se situó en unos 13 metros tierra adentro. En su opinión, «si no llovió menos, al menos, sí que lo hizo de forma menos extendida a otras poblaciones que forman parte de la comarca que se asienta sobre el acuífero».

Para el edil, estos datos suponen la «tranquilidad» del Parque Nacional de Las Tablas que, según dijo, «estará encharcado totalmente en cuatro semanas» si continúan las precipitaciones, las mismas que han aumentado el caudal del río Cigúela, que es el mayor aporte que esta recibiendo el Parque.

Al mediodía del miércoles, el Guadiana, con agua procedente del río Azuer, habría avanzado 300 metros cerca ya del Molino de Griñón, a unos 4 kilómetros de la entrada del Parque Nacional que marca el Molino Molemocho, según explicó.

El concejal indicó que el río Azuer se ha visto afectado por las precipitaciones y su cauce experimentó una nueva crecida este miércoles dejando una estampa similar a la víspera de Reyes cuando ambos márgenes se desbordaron a su paso por las inmediaciones de la vía que da acceso al municipio desde la carretera de Manzanares y Puerto Lapice.

Según apuntó, los principales problemas derivados del desbordamiento del caudal en el término municipal daimieleño provienen del agua natural y de las nevadas que entra al pantano de Vallehermoso y del arroyo de Alambra y que obligan a constantes evacuaciones.

Por otra parte, y también como presidente de ASAJA, apuntó que «aún es pronto para solicitar ayudas destinadas a paliar las pérdidas de estas inundaciones». A su entender, «es muy apresurado solicitar ya las diligencias en este sentido ya que aún no existe una estimación definitiva, la información no ha podido ser cotejada, y por tanto, tampoco se ha procedido a realizar una relación de las citadas ayudas».

No obstante, informó de que los interesados pueden dirigirse al Consejo Local Agrario donde se tomará nota de los daños, que en su mayoría afectan a los cereales y a las extensiones limítrofes al cauce del río Azuer dedicadas a regadío y que «son susceptibles de compensación».

Además, indicó que los terrenos destinados a la acumulación de áridos por la construcción de la A-43 no obtienen ese derecho. «Respecto a aquellos de secano, el seguro agrario puede hacerse cargo de la cosecha», señaló el concejal de Agricultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *