Casi el 15% de las mujeres en período de reproducción padece el síndrome de ovarios poliquísticos

MADRID, 3 (EUROPA PRESSS)

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) es una alteración hormonal que afecta entre el 10 y el 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, en gran medida a aquellas con «cierta predisposición genética», advierte la ginecóloga de la Clínica Ginefiv, la doctora Victoria González Villafáñez.

Dicha afección se caracteriza, entre otras cosas, por ciclos irregulares y por un aumento de los ovarios que presentan múltiples folículos y se manifiesta, entre otras cosas, con obesidad, hirsutismo o acné severo.

Además, las mujeres con SOP suelen sufrir sobrepeso, de hecho, al menos, el 50 por ciento de las que lo padecen son obesas; también está relacionado con ciertos trastornos analíticos como el aumento de la hormona luteinizante (LH) y los andrógenos, éstos últimos causantes del acné y del hirsutismo (excesivo vello facial)», explica Villafáñez.

Los tratamientos se administran en función de los síntomas que presente y el momento reproductivo en el que se encuentre la paciente. «Si la mujer no desea tener hijos, el ginecólogo controlará el ciclo con anticonceptivos orales para que la paciente tenga la menstruación y no exista una sobrecarga de estrógenos», advierte.

Sin embargo, si la paciente desea ser madre, el tratamiento debe ayudarle a ovular como el citrato de clomifeno o las gonadotropinas, ya que el influye a la hora de lograr un embarazo, ya que se presenta un problema al acertar con el momento de la ovulación, ya que ésta o no se produce o lo hace mucho más tarde.

«La reproducción asistida es una solución eficaz para las pacientes que no logran una gestación de manera convencional. No obstante, hay que tener en cuenta que se requiere un especial cuidado dada la alta sensibilidad a la estimulación de la ovulación en estas pacientes, ya que los ovarios con SOP se hiperestimulan más fácilmente», indica.

Por otra parte, la especialista recuerda que el embarazo puede tener algunos riesgos, ya que el aumento de la hormona LH está relacionado con un mayor riesgo de aborto espontáneo. «De hecho, si la tasa normal de aborto está entre un 8 y un 10 por ciento, en una mujer con SOP puede estar entre un 15 y un 20 por ciento», explicó.

OTRAS COMPLICACIONES

El acné y el hirsutismo se suelen tratar con fármacos que disminuyan los andrógenos, como el acetato de ciproterona, la espironolactona o la flutamida. Además, se recomienda mejorar estos problemas con medidas cosméticas y estéticas.

En cuanto a la obesidad, los expertos recomiendan una dieta sana y ejercicio físico moderado, ya que la pérdida del 5 por ciento o más del peso corporal reduce notablemente los síntomas y causa ovulaciones espontáneas.

Por otra parte, al tener demasiada cantidad de estrógenos el endometrio se vuelva más grueso y da lugar a sangrados irregulares. «Este desequilibrio hormonal podría incidir en mayor riesgo de desarrollar ciertas patologías del útero como hiperplasia», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *