El Instituto Carlos III busca potenciar la relación con el SNS para que sus investigaciones sean “útiles a la población”

Expertos apuestan por las redes multicéntricas que aporten “más de lo que un sólo grupo podría hacer”

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El director del Instituto de Salud Carlos III, José Jerónimo Navas, destacó hoy la necesidad de potenciar la investigación en ciencias de la salud a través de “nuevas alianzas” con hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) para que el conocimiento que se genere en los laboratorios sean “útiles para la población”, en el marco de la tercera reunión anual de la Red de Investigación Cardiovascular (RECAVA) que comenzó hoy en Madrid.

Actualmente, esta institución acoge un total de 22 redes de investigación en materia de salud y nueve centros de investigación biomédica en red (CIBER) a los que Navas, según reconoció en declaraciones a Europa Press, pidió “no quedarse en una generación de conocimiento, sino producir retornos útiles que permitan desarrollar estrategias y hallazgos útiles para la sociedad”.

Por ello, reconoció que no se ampliará el número de redes y pidió “tener cuidado con su crecimiento” hasta comprobar la productividad de las ya creadas –además de RECAVA, hay redes sobre sida, cáncer, terapia celular o enfermedades renales, entre otras– que, a pesar de la crisis, mantendrán su dotación presupuestaria para 2010.

“Ahora es el momento de buscar nuevas organizaciones, potenciar nuevas alianzas con empresas y la relación con los hospitales del SNS, para poner sus hallazgos a disposición de los pacientes”, explicó Navas.

Todo ello, según destacó este experto, desde una estructura en red que permite desarrollar “proyectos comunes y multicéntricos” en los que los investigadores “juntan conocimientos, bases de datos e infraestructuras que aporten más de lo que un sólo grupo podría hacer”.

A este respecto también se refirió el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón (Madrid) y coordinador de RECAVA, Francisco Fernández Avilés, quien defendió que la investigación traslacional en red permite “acabar con el aislamiento científico y el uso ineficiente de los recursos”.

“Lo importante es que haya una estructura de investigación capaz de trasladar los conocimientos desde donde están los problemas al laboratorio, y los descubrimientos desde el laboratorio a los ciudadanos, bien con un centro nacional o con una red de centros como el RECAVA”. De hecho, admitió, en declaraciones a Europa Press, que es mejor utilizar redes como la que él coordina “para no despreciar o no aprovechar la investigación que se está haciendo en todos los centros del SNS”.

“APROVECHAR” EL SNS

Del mismo modo, el profesor Fernández Avilés insistió en la necesidad aprovechar el tejido asistencial del SNS, ya que es uno de los mejores del mundo ya que “ofrece una estructura homogénea, muy bien organizada, y con unos profesionales que sin duda son la élite del mundo”.

Sin embargo, lamentó que “no se ha aprovechado suficientemente con fines de investigación” y defendió su uso como plataforma para la I+D+i en investigación biomédica, ya que “no es tolerable que este sistema no esté siendo aprovechado por las estructuras de investigación biomédica de España. Es un reproche que nos podemos hacer todos y, pese a los esfuerzos que se están haciendo al respecto, no se puede bajar la guardia”.

Asimismo, y con el objetivo de seguir defendiendo la investigación en España, defendió la necesidad de formar a jóvenes investigadores, introduciendo “estímulos, facilidades e incluso presión” para que se involucren en esta tarea.

En el caso de RECAVA, la colaboración investigadora ha permitido incluir a más de 700 investigadores de quince comunidades autónomas y más de 30 grupos de investigación, que han producido más de 50 publicaciones en revistas de alto impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *