El 90% de los pacientes con espondilitis anquilosante cuenta con marcadores genéticos para padecer enfermedad reumática

OVIEDO, 18 (EUROPA PRESS)

El 90 por ciento de los pacientes que padecen espondilitis anquilosante cuenta con marcadores genéticos que predisponen a padecer esta enfermedad reumática, la cual se caracteriza sobre todo por su componente crónico e inflamatorio, según explicó hoy el Doctor Juan Mulero, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid), durante la celebración del III Simposio de Espondiloartritis de la Sociedad Española de Reumatología (SER), en Oviedo.

El conocimiento de la existencia del gen HLA B27 en este amplio número de casos es un importante factor para avanzar en la detección precoz de esta dolencia. De esta forma, se podría contar con un tratamiento más efectivo desde los primeros estadios de la enfermedad y reducir las posibles secuelas.

«La información del perfil genético de un paciente en concreto ayuda tanto a su diagnóstico como a predecir su evolución posterior. De esta forma, en un futuro se podría acondicionar el tratamiento de una forma totalmente individualizada», señaló Mulero.

«La aparición de espondilitis anquilosante se modifica en función de la frecuencia del gen HLA B27 en cada región, de hecho, el número de casos varía ampliamente de un país a otro», añadió el doctor.

MÁS FRECUENTE ENTRE HERMANOS

En España, la prevalencia de la espondilitis anquilosante se encuentra entre el 0,1 y el 0,2 por ciento, lo que quiere decir que esta enfermedad afecta a entre 50.000 y 100.000 personas. Esta cifra se incrementa hasta el 8,2 por ciento entre hermanos y hasta entre el 25 y el 64 por ciento en gemelos univitelinos, «lo que vuelve a indicar la importancia de la carga genética en el proceso de esta dolencia», afirmó.

Mulero destacó a demás que se tener en cuenta que los factores ambientales también pueden ser relevantes. Actualmente se está realizando un gran avance en la investigación de las causas genéticas de la enfermedad. «De esta forma hemos conocido que aunque el gen

HLA B27 es fundamental para predecir si se va a desarrollar la espondilitis anquilosante, no es tan importante para determinar si la evolución de la enfermedad va a ser lenta o agresiva», comentó el especialista, quien añadió que se están identificando «otros factores genéticos que en el futuro serán de gran ayuda para mejorar de forma sustancial la información diagnóstica y de pronóstico».

De todas formas, aunque hoy en día no existen datos suficientes que indiquen que el especialista pueda decantarse por un tratamiento específico según el perfil genético de cada paciente, el futuro se vislumbra prometedor gracias al mayor conocimiento de la enfermedad y el desarrollo de la farmacogenética, que harán que estas terapias sean totalmente personalizadas.

España, puntera en la investigación de espondiloartitis. Durante los últimos años la investigación genética de la espondilitis anquilosante y de otras espondiloartritis ha tenido como punto de referencia nuestro país, donde actualmente varios grupos de investigadores están desarrollando trabajos relevantes en este campo.

«Estos datos son de gran utilidad para las investigaciones genéticas, que necesitan que los datos clínicos estén perfectamente recogidos», indicó Mulero y añadió que «La fiabilidad de los registros ha hecho que coordinadores de los dos mayores proyectos que se están realizando en esta área se hayan puesto en contacto con la SER para establecer posibles colaboraciones, lo que indica el trabajo puntero que se está llevando a cabo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *