La eficacia de los medicamentos en el control de las crisis epilépticas ha mejorado «discretamente», según expertos

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La eficacia de los medicamentos en el control de las crisis epilépticas ha mejorado «discretamente», según señaló el doctor Juan Carlos Sánchez, médico del servicio de neurología del Hospital Clínico San Cecilio en Granada y uno de los responsables del primer Consenso Nacional sobre el uso de Fármacos Antiepilépticos.

Este primer Consenso Nacional sobre epilepsia de nuevo diagnóstico en el adulto, será presentado durante la LXI Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología, que se celebrará entre los días 17 y 21 de noviembre en Barcelona. Este consenso, que será además publicado a nivel internacional ya que «ahora mismo hay muy pocos estudios de esta envergadura», desarrolla un análisis de las diferentes causas de la enfermedad, de modo que los expertos han consensuado los fármacos más apropiados para cada diagnóstico.

«En la actualidad existen miles de posibilidades sobre el tratamiento de la epilepsia, hay comercializados más de 15 medicamentos en España, cada uno tiene una indicación adecuada para distintos tipos de epilepsia», recordó en declaraciones a Europa Press. Esta situación generó la necesidad de poner en marcha un convenio que deje claro cómo se debe tratar la epilepsia en el momento actual, así se han conseguido «unas recomendaciones generales basadas fundamentalmente en la experiencia».

El estudio, dirigido por un comité científico compuesto por cinco epileptólogos españoles, está basado en el criterio clínico de un total de sesenta especialistas en la materia que han analizado diferentes aspectos del tratamiento de la epilepsia, como en qué situaciones se debe iniciar tratamiento, qué fármaco emplear en función de los diferentes tipos de epilepsia y cuál debe ser el tratamiento adecuado de inicio en pacientes con epilepsia y comorbilidades asociadas.

«Se ha tratado de establecer un consenso que se ha conseguido en el 78 por ciento de todas las cuestiones consultadas; por lo tanto, debemos pensar que este documento está refrendado por la experiencia de un gran número de expertos, lo que le convierte en un documento único. No hay ahora mismo en el mundo ningún consenso de estas características», afirmó.

Entre las recomendaciones, se ha llegado a la conclusión de que no es necesario que se produzca más de una crisis para empezar un tratamiento; y que el tratamiento tienen a convertirse en un tratamiento a la carta, ya que cada vez más se tienen en cuenta los efectos secundarios de cada medicamento, el perfil farmacocinético, y las enfermedades no vinculas con la enfermedad.

ANTIEPILÉPTICOS DE SEGUNDA GENERACIÓN

Dentro del consenso se destaca el uso de los antiepilépticos de segunda generación, al considerarse como la opción preferente para el tratamiento de la epilepsia de nuevo diagnóstico en el adulto. Los medicamentos de segunda generación, «son medicamentos más perfectos desde el punto de vista del comportamiento dentro del organismo»; mientras que los de primera generación –de ellos se ha analizado el uso de la fenitoina, la carbamazepina y el ácido valproico–, «son medicamentos que tenían muchas interaciones con otros medicamentos, y tenían un metabolismo fundamentalmente hepático, en definitiva tenían una cinética no lineal».

«En los últimos años no ha habido una gran revolución en la aparición de medicamentos, ninguno es perfecto para la enfermedad, pero ha habido una gran mejoría en la evolución de los fármacos», indicó.

Por este motivo, actualmente la gran mayoría de los especialistas y en el 95 por ciento de los casos se trabajan con antiepilepticos de segunda generación, tan solo siguen utilizando el ácido valproico en epilepsia de ausencia ya que «aún sigue siendo un buen fármacos para la enfermedad en niños y jóvenes, y otros tipos de epilepsia generalizadas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *