Identifican biomarcadores para detectar precozmente ataques al corazón

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

Expertos del Servicio de Neumología y de Urgencias del Hospital del Mar de Barcelona han identificado nuevos biomarcadores para detectar precozmente ataques al corazón en pacientes que acuden a urgencias presentando dolor torácico. Estos nuevos marcadores permiten descartar o detectar un infarto con mayor precisión y rapidez que los marcadores que se utilizan actualmente.

En el estudio, publicado en «The New England Journal of Medicine», han participado neumólogos del Hospital del Mar y profesionales del Servicio de Urgencias del mismo hospital, coordinados por Isabel Campodarve, junto con expertos del Hospital de Basilea (Suiza) y de otros centros sanitarios europeos, todos ellos bajo la dirección de Christian Mueller.

«El objetivo era analizar la eficacia en la detección precoz de un infarto agudo con los nuevos biomarcadores cardíacos de troponina», explicó hoy Mueller. Para ello, se estudiaron muestras de sangre de 718 personas que acudieron a los servicios de urgencias con síntomas que sugerían un infarto agudo de miocardio.

Las troponinas son proteínas características del corazón que se utilizan para identificar fallos cardíacos. «La principal limitación de los biomarcadores de troponina que se utilizan actualmente es su escasa cantidad en sangre en el momento que el paciente se presenta en urgencias debido al retraso en el aumento de dichos marcadores en sangre», explicó la investigadora del Hospital del Mar que firma el estudio, Katrin Winkler.

Por ello, el diagnóstico del infarto agudo de miocardio requiere una observación de los pacientes durante unas 6-12 horas y análisis de sangre repetidos. «Por el contrario, los nuevos biomarcadores de troponina analizados son más sensibles», añadió Winkler.

«Se ha observado que los nuevos biomarcadores pueden mejorar el diagnóstico del infarto agudo de miocardio y son especialmente eficaces en pacientes que acuden a urgencias con dolor torácico reciente», según Winkler.

En Europa y Estados Unidos, aproximadamente 15 millones de personas al año acuden a un centro sanitario de urgencias por sentir dolor torácico u otros síntomas característicos de un ataque al corazón, pero también de otras patologías, como la embolia pulmonar, la hipertensión pulmonar o la úlcera gástrica.

Actualmente, el electrocardiograma y la determinación de las troponinas en sangre, junto con la evaluación clínica, son la base del diagnóstico del infarto agudo de miocardio. Identificar, en el menor tiempo posible, qué casos corresponden realmente a un infarto es esencial para poder proporcionar cuanto antes el tratamiento apropiado y disminuir el riesgo de que aparezcan complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *