Las películas radiográficas dentales más modernas no reducen la dosis de radiación

MURCIA, 2 (EUROPA PRESS)

El grupo de investigación de Radiología Experimental de la Universidad de Murcia (UMU), ha averiguado que la introducción de las películas radiográficas dentales más modernas, de mayor sensibilidad, “no han conseguido una reducción significativa de las dosis de radiación administrada al paciente y empleada para obtener una imagen diagnóstica, al menos, en las condiciones habituales en las que se desarrolla la práctica clínica”.

Este grupo realizó esta investigación ante la publicidad médica generalizada en la que se pone de manifiesto las ventajas de las películas radiográficas dentales más modernas que reducen muy significativamente, entre un 40 y un 70 por ciento, la dosis de radiación necesaria para obtener una imagen radiológica dental por la utilización de emulsiones de mayor sensibilidad.

Así pues, el trabajo se propuso “verificar, en la práctica clínica odontológica, ese posible efecto reductor de las nuevas películas radiográficas y sistemas digitales de imagen sobre la dosis de radiación administrada al paciente y determinar, en su caso, los factores que permiten o impiden obtenerla”, según fuentes del departamento de Promoción de la Investigación de la UMU (Prinum), dependiente del Vicerrectorado de Investigación y consultadas por Europa Press.

Para ello, los autores, Alcaraz M, Parra C, Martínez-Beneyto Y, Velasco E, Canteras M, analizaron 10.171 informes oficiales de Control de Calidad en Radiodiagnóstico dental realizados en otras tantas instalaciones radiológicas dentales como clínicas privadas, universidades y hospitales durante los años comprendidos entre 1996 y 2003.

Todas las instalaciones estaban legalmente autorizadas como instalaciones de radiodiagnóstico dental y los informes corresponden a las auditorías externas obligatorias anuales enviadas al Consejo de Seguridad Nuclear. Las instalaciones están distribuidas por 40 provincias españolas y representan entre el 18 y el 20 por ciento de las clínicas dentales registradas en España.

Las variables, codificadas antes de su análisis estadístico, comprenden todas las variables de las características físicas de los equipos de rayos X así como el de las anormalidades encontradas y las características del procesamiento de la película radiográfica dental.

Además, sobre 2.995 informes oficiales de control de calidad obtenidos durante dos años consecutivos (2002-2003), los investigadores de la UMU analizaron los tiempos de exposición utilizados y las dosis de radiación administradas en cuatro piezas dentales en las condiciones de uso habituales en cada una de las clínica odontológicas estudiadas.

En el último año analizado, el 2003, se pone de manifiesto que todavía es mayoritario el revelado manual de la película radiográfica dental (75,03 por ciento) frente al revelado mediante procesadora automática (6,13 por ciento) y en donde sólo el 19 por ciento de las instalaciones radiológicas dentales utilizan un sistema digital de imagen.

Además, en el año 2003, la película Ultra-speed es la utilizada por el 82,3 por ciento de los dentistas que utilizan radiología convencional. Son infrecuentes las películas de sensibilidad F-speed films (12 por ciento), mientras que el uso de películas de sensibilidad E-speed films es excepcional (0,8 por ciento).

Pero además, la UMU averiguó que el 71 por ciento de las instalaciones no controla los tiempos de revelado, el 93 por ciento lo realiza a temperatura ambiente y el 91 por ciento cambia los líquidos del revelado semanalmente. Incluso, el 9,41 por ciento de las instalaciones dentales inspeccionadas almacena las películas radiográficas en la misma sala en donde realizan las exploraciones diagnósticas.

Los estudios demostraron que la película Dental Film es la que emplea la mayor dosis media de radiación en todas las piezas dentales, seguida de la película AGFA Dentus, mientras que los sistemas digitales son los que precisan la menor dosis de radiación.

En general, se ha detectado un descenso significativo en las dosis empleadas por los sistemas digitales intraorales frente a películas de sensibilidad E (Ekta-speed, Kodak) (48,87 por ciento), y las películas más sensibles como la Insight (48,58 por ciento), alcanzando un 57,51 por ciento de reducción de dosis comparadas con las instalaciones que utilizan Ultra-speed.

Sin embargo, se ha mostrado un descenso sólo del 17,35 por ciento en las dosis de radiación con el empleo de la película rápida Insight frente a las tradicionales (Ultra-speed).

El 96,7 por ciento de estas instalaciones dentales cumpliría las recomendaciones europeas de emplear dosis inferiores a los 7 mGy para los años 2002 y 2003 (dosis máxima de referencia recomendada en aquellos momentos), y el 75 por ciento de las instalaciones dentales emplean una dosis igual o inferior a 4 mGy, que es la dosis máxima de referencia a partir de 2004.

El análisis estadístico puso de manifiesto una reducción estadísticamente significativa entre las dosis de radiación administradas con los sistemas digitales de imagen y las dosis de radiación administradas con la utilización de películas radiográficas tanto hayan sido reveladas por un revelado manual como por un procedimiento automatizado.

Sin embargo, no se detectaron diferencias estadísticamente significativas entre el revelado manual y el automático entre sí, ni entre las diferentes dosis de radiación de las películas radiográfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *