Expertos señalan que el consumo regular de tomate reduce a la mitad las posibilidades de sufrir un infarto

MURCIA, 26 (EUROPA PRESS)

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos concluyó que un importante porcentaje de las personas que participaron en una investigación caracterizada por un consumo regular de tomate tenían la mitad del riesgo de sufrir un infarto respecto a aquellas personas que no contaban con este hábito, según informó el Grupo Hortiberia en comunicado de prensa.

De acuerdo a esto, su director general, Fermín Sánchez, señaló que «aunque las investigaciones están ahora demostrando las ventajas que posee el tomate, está claro que es una hortaliza que contribuye a mejorar la salud del cuerpo humano y reducir a la mitad las posibilidades de sufrir un infarto».

Los avances científicos han demostrado los innumerables beneficios que genera el consumo de tomate para el organismo, en términos preventivos y curativos, tal y como muestran recientes estudios que apuntan que el consumo regular de tomate reduce a la mitad el riesgo de padecer un infarto.

Hasta el momento el tomate ha demostrado tener propiedades importantes para la prevención de distintos tipos de cáncer, pero además es imprescindible para combatir otras muchas enfermedades.

Más concretamente, contribuye a la reducción del colesterol, a combatir infecciones, al fortalecimiento del sistema inmunológico, a la eliminación del ácido úrico, a la disminución del dolor artrítico, así como a la reducción del riesgo de infarto.

El director general del Grupo Hortiberia, manifestó que además «cuenta con otra prerrogativa que reside en el hecho de es un alimento que está presente en las meses de todos los españoles habitualmente».

La sustancia, responsable de este resultado, se encuentra en el licopeno, un pigmento que le proporciona el característico color rojo al tomate. Así esta hortaliza aporta el 90 por ciento del licopeno necesario para el correcto funcionamiento del organismo humano.

Sin embargo, a la misma vez los tomates son una verdura con un alto contenido de agua, bajos en hidratos de carbono y calorías y con unos ricos aportes de fibras, vitaminas y minerales. Además, al contener vitamina E, se encuentra dentro del grupo de alimentos antioxidantes, razón por la que «siempre deben tener un hueco en nuestra dieta diaria», tal y como recomienda Sánchez.

Para concluir indicó que «aumentar la ingesta de tomate va a contribuir no sólo a llevar un estilo de vida mucho más saludable, si no que va a permitir al cuerpo humano protegerse del riesgo de padecer algunas enfermedades».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *