El 5,7% del coste sanitario en España está derivado de complicaciones de la diabetes, según expertos

La mitad de los casos de diabetes tipo 2 aún no se ha diagnosticado

COPENHAGUE, 21 (De la enviada especial de Europa Press, Mirian San Martín)

El 5,7 por ciento del coste sanitario en España está derivado de complicaciones relacionadas con la diabetes, según afirmaron los expertos que participan estos días en el seminario para medios de comunicación «Cambiando el curso de la diabetes», organizado por Novo Nordisk.

En concreto, el director de la Unidad de Relaciones Insttucionales de Novo Nordisk Pharma, Alfonso Rodríguez, indicó que en 2005 los costes derivados de la diabetes tipo 1 supusieron 710.000 euros, y para el tipo 2 supone 2.800 millones de euros, lo que representa un porcentaje de entre el 1,5 y el 6,2 por ciento del gasto total en salud de España.

Según explicó, «las complicaciones de esta dolencia hacen necesaria en muchas ocasiones la hospitalización o las intervenciones quirúrgicas, lo que eleva los costes», apuntó.

En este sentido, Rodríguez añadió que desde 1994 hasta 2002 se ha multiplicado el coste de esta dolencia debido a que la prevalencia ha aumentado de forma exponencial, y que ahora se trata mejor que hace 15 años.

«Por cada pacientes diagnosticado hay uno sin diagnosticar, ya que en muchos casos se tarda hasta diez años en descubrir que una persona es diabética y, en muchos de los casos, se averigua por casualidad», señaló.

DOS PERSONAS CADA SEGUNDO

Por su parte, la consejera médica de Novo Nordisk, la doctora Teresa Briones, explicó que se trata de una «patologóa crónica a la que no se la tiene miedo y no se la da tanta importancia como a la hipertensión o al colesterol». Cada año siete millones de personas desarrollan diabetes, se decir, dos personas cada segundo.

En cuanto a la prevalencia en España, indicó que «no hay datos globales, porque cada comunidad autónoma registra sus propios datos, aunque se estima que entre el 10 y el 20 por ciento de la población del país es diabética, En Canarias, por ejemplo, se calcula que una de cada cinco personas mayores de 30 años es diabética», dijo.

En cuanto a la enfermedad, esta experta explicó que la diabetes tipo uno se inicia antes de los 35 años en personas que no tienen sobrepeso ni antecedentes familiares, y que debuta con un comienzo brusco, una sintomatología cardinal frecuente y una necesidad de insulina vital.

En cambio, la diabetes tipo 2, que supone nueve de cada diez casos de diabetes en el mundo, aparece en personas con antecedentes familiares y un 80 por ciento de los casos sufre sobrepeso. Asimismo, el inicio es solapado, los síntomas cardinales son poco frecuentes y el pico de inicio de la enfermedad se da entre los 12 y lo 14 años. La doctora Briones se refirió también a la diabetes tipo 3, «aquella que padecen los familiares, porque también termina con su calidad de vida».

Según explicó, la insulina facilita que la glucosa pase al hígado, músculo y tejidos adiposos. Así diferenció entre ambos tipos de diabetes, ya que los pacientes con el tipo 1, necesitan insulina desde el primer momento porque no tienen células productoras, mientras que en el tipo 2, en cambio, el páncreas crea insulina pero no ejerce su acción.

Asimismo, señalo que la diabetes es la primer causa de ceguera, de insuficiencia renal, así como de amputación de miembros inferiores. Respecto a las complicaciones macrangiopáticas, la doctora Briones señaló que estos pacientes pueden sufrir alteraciones idénticas a las de la arterioesclerosis, aunque matizó que en los diabéticos «se presentan más precozmente y evoluciona más rápido».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *