Las altas temperaturas del pasado fin de semana son “inusuales pero no desconocidas”

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las altas temperaturas del fin de semana del Pilar se quedaron “entre dos y tres grados centígrados por debajo” de los valores máximos absolutos para un mes de octubre, una situación que el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Rivera calificó de “inusual pero no desconocida”.

En declaraciones a Europa Press, Rivera indicó que éste no está siendo un mes de octubre “corriente” porque este periodo ya suele tener más movimiento en cuanto a precipitaciones y descensos de temperaturas, aunque subrayó que se han registrado otros “octubres” con temperaturas más altas.

Así, precisó que los termómetros marcaron ayer máximas de 32 y 33 grados centígrados, unos dos o tres grados por debajo de los valores máximos absolutos para octubre. Concretamente, Sevilla tuvo ayer 33 grados, mientras que su máximo absoluto se registró el 1 de octubre de 2004, cuando se alcanzaron 36 grados centígrados. En Huelva, ayer hubo 33,3 grados centígrados pero el 5 de octubre de 1946 se llegó a 36,4 grados centígrados. Córdoba, por su parte, registró este lunes un valor de 32,8 grados centígrados, cuando la máxima se obtuvo el 2 de octubre de 2004, con 36 grados centígrados.

Además, ayer en Lérida se alcanzaron 29,7 grados centígrados, siendo su máxima los 30,6 grados centígrados a los que se llegó el 4 de octubre de 1946. Rivera añadió que en el observatorio de Ciudad Universitaria de Madrid el Día del Pilar se registraron 27,3 grados centígrados, mientras que el 3 de octubre de 1930 se apuntaron 30 grados centígrados de máxima.

Por su parte, en Orense, que ayer tuvo 28,8 grados centígrados, no se llegó a la efemérides del 12 de octubre de 1963 cuando se registraron 33 grados centígrados. En Barcelona, el día de la Fiesta Nacional dejó un valor máximo de 26,7 grados centígrados, habiéndose llegado a 28,8 grados centígrados un 20 de octubre de 1971 y, en Valencia, los termómetros alcanzaron ayer 28,3 grados, pero el 15 de octubre de 1981 se registraron 34,6 grados centígrados.

Para el portavoz de la AEMET fueron más significativos los récords de mínimas altas “en buena parte del centro de España” del fin de semana del 3 y 4 de octubre, una situación que se debió a la mezcla de humedad con aire caliente y que creaban nubes que no dejaban que el suelo se enfriase por la noche.

Por otro lado, Ángel Rivera señaló que durante toda esta semana predominará el anticiclón sobre toda la Península, y que únicamente se espera viento de Levante, lo que dejará en la costa mediterránea y puntos de Baleares, “alguna precipitación débil, que podría ser algo más importante el jueves y el viernes, aunque no se esperan lluvias intensas ni tormentas”.

Así, subrayó que en el resto de la Península y Canarias no se prevén lluvias “en toda la semana” y que habría que esperar hasta el martes o el miércoles de la próxima semana ya que hay “algún indicio” de que podría entrar alguna perturbación del Atlántico, que daría lugar a lluvias en la vertiente atlántica. “Esto hay que ir confirmándolo, pero podríamos ir a mediados de la semana que viene a un periodo más lluvioso”, puntualizó.

LOS TERMÓMETROS BAJAN HASTA CUATRO GRADOS ESTA SEMANA

También adelantó que las temperaturas máximas experimentarán un descenso de entre tres y cuatro grados a mediados de esta semana en “buena parte de la Península, salvo en el suroeste”. De este modo, Rivera explicó que se prevé la entrada de aire fresco del noroeste que provocará un descenso en las máximas, que podrían recuperarse algo ya el domingo.

Finalmente, agregó que los valores mínimos descenderán de forma generalizada a partir del jueves o el viernes “un poco más” pero no de forma “significativa” y se espera que los termómetros se recuperen al llegar el domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *