Las praderas marinas de Maro (Málaga), en peligro de desaparición por la contaminación y el exceso de buceo recreativo

MÁLAGA, 11 (EUROPA PRESS)

Las praderas marinas de la zona de Maro, en Nerja (Málaga) y Cerro Gordo, en Granada, están en peligro de desaparición por la contaminación de la zona y el exceso de buceo recreativo, según la Plataforma por las Praderas Marinas de la Axarquía.

Este ecosistema es el refugio de todos los alevines, lugar de desove, y zona de cría para muchas especies marinas adultas. Además, produce los ejemplares de pesca que se desplazarán mar adentro y, más tarde, serán recogidos por las redes de los pescadores de la zona, señalaron desde la asociación a Europa Press.

Precisaron que una de las principales causas de la continua desaparición de especies autóctonas y únicas de flora y fauna de esta pradera marina es la falta de depuradora en el municipio de Nerja. La contaminación del paraje se debe «a las aguas residuales que se vierten directamente al mar sin la correspondiente depuración».

El exceso de actividad de buceo recreativo es el principal motivo de la desaparición de las paredes de coral naranja, tan representativas del paraje, tal y como manifestaron desde la plataforma. Así, este coral es una de las imágenes más características de esta zona y que sólo se encuentra en la costa tropical.

Otro de los factores, según el colectivo, de la variación de este ecosistema es el constante aumento de población, en especial en época estival, lo cual afecta al crecimiento y conservación de las praderas marinas.

Además, es tal «el punto de desesperación» de esta asociación por la situación en la que se encuentra el paraje marino que llegaron a escribir una carta al Papa Benedicto XVI, para que «rece porque no se pierda más ecosistema ni más especies de las ya desaparecidas»

ALGUNAS ESPECIES EN PELIGRO

«Posidonia oceanica» es una planta acuática, endémica del Mediterráneo y protegida por reglamentos de la Unión Europea y órdenes ministeriales españolas, que está despareciendo del paisaje marino de Maro-Cerro Gordo. Posee características similares a las plantas terrestres y hojas en forma de cinta de hasta un metro de largo dispuestas en matas.

Esta planta forma praderas submarinas que tienen una gran importancia ecológica, ya que ejerce una considerable labor en la protección de la línea de costa de la erosión. Dentro de ella viven numerosos organismos animales y vegetales, que pueden desaparecer junto a esta planta.

En la pradera marina de Maro-Cerro Gordo, la «Zostera marina», donde se encontraban especies únicas como la «Smaragdia viridis», única en Europa que depende de esta planta, «ya no existe». La fauna asociada a esta planta son los peces góbidos, erizos, estrellas de mar, caballitos de mar y varios tipos de moluscos, los cuales han desaparecido prácticamente con ella.

Otras especies, según declararon desde la plataforma a Europa Press, con gran importancia en este entorno son las cipreas, como la «Luria lurida» o «Erosaria spurca», las que se encuentran en peligro de desaparición por las condiciones actuales del paraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *