Los nacidos con dilatación leve de las vías urinarias pueden tener cálculos renales de adulto, según estudio

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 (EUROPA PRESS)

Los niños nacidos con dilatación leve de las vías urinarias (ectasia piélica) podrían ser más propensos genéticamente a desarrollar cálculos renales en la vida adulta, y por tanto, a padecer cólicos nefríticos, según un estudio realizado por el equipo del pediatra del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (Tenerife), el doctor Víctor García-Nieto, presentado en la XLIII Reunión Anual de la “European Society for Paediatric Nephrology”.

Esta conclusión, informó hoy en una nota la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, es fruto del análisis y el seguimiento que este equipo de especialistas ha realizado a familias y a niños nacidos con ectasia piélica en el Hospital de La Candelaria desde el año 2001, en colaboración con el departamento de Ginecología y Obstetricia.

La ectasia piélica es una dilatación leve de la pelvis renal que en la actualidad es fácilmente diagnosticable gracias a las ecografías que se realizan en las revisiones ginecológicas rutinarias a las mujeres embarazadas. De ahí procede el estudio de seguimiento realizado a los neonatos a los que se les ha diagnosticado esa patología.

La comunicación oral presentada por los especialistas del HUNSC en el Congreso Europeo de Nefrología Pediátrica explica que, en la encuesta realizada a las familias de 94 niños diagnosticados con ectasia renal neonatal en Tenerife, el 62,8 por ciento presentan antecedentes de haber formado piedras en el riñón. Durante los primeros años de vida de los pacientes con esta patología, se ha visto que también comienzan a desarrollar anomalías metabólicas renales causantes de cálculos como, por ejemplo, la pérdida de calcio en la orina (hipercalciuria).

Según explica el doctor García-Nieto, asimismo también presidente de la Sociedad Española de Nefrología Pediátrica, “es la primera vez en el ámbito científico que se relaciona la condición de padecer ectasia renal neonatal con la predisposición genética a padecer cálculos en algún momento de la vida adulta, lo que motiva que el estudio aún continúe para seguir analizando a los pacientes de la muestra”.

En este trabajo han participado, además, la doctora Maria Isabel Luis Yanes (HUNSC) y la doctora Maria José Hernández González (Centro de Salud Doctor Guigou).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *