Los rectores, insatisfechos con la partida para 2010, advierten de que la investigación no se lo puede permitir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) denunció que la respuesta presupuestaria ofrecida al sistema universitario “no es satisfactoria” y aseguró que el país “no puede permitirse disminuir ni un sólo euro materia de investigación, pese a la crisis, si pretende invertir en futuro y recortar distancias en competitividad con otros países de su entorno”.

“Cada año que retrasamos la implantación de un modelo de financiación universitario adecuado, perdemos nuevas posibilidades de avanzar e incrementar la calidad de enseñanza”, alertó el presidente de la CRUE, Federico Gutiérrez Solana, en el transcurso de un encuentro con los medios de comunicación. “No podemos ceder ante esta situación deficitaria porque debe prevalecer la perspectiva de futuro”, añadió.

Asimismo, explicó que uno de los “principales dificultades” al respecto es la falta de una “cultura de transferencia de conocimiento” y de una sociedad que valore adecuadamente el papel de profesores e investigadores. “No se trata sólo de un problema de las universidades, sino del conjunto de la ciudadanía”, precisó

No obstante, recordó que, a pesar de contar “sólo” con un 1,27 por ciento del PIB en financiación frente al dos o tres por ciento de otros países, “España ocupa el noveno puesto en el ránking de calidad en investigación científica”. “Si no se puede seguir manteniendo esta línea, por lo menos las administraciones deberían explicar por qué y evitar nuestra frustración”, exigió Gutiérrez Solana.

Preguntado a cerca del grado de adaptación del país al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), indicó que el sistema español “ya se encuentra en el umbral del 50 por ciento” y aseguró que el próximo año “lo traspasará”. “Entre los principales retos que tenemos ahora está el fomento de una relación profesor-alumno mucho más directa y personal, así como terminar de adecuar las infraestructuras”, apostilló.

BOLONIA, SIN PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN

Así, destacó que, hasta el momento, “ninguna universidad ha presentado problemas de adaptación” y avanzó que, una vez que las universidades hayan resuelto las deficiencias que aún existen en el proceso, desarrollarán una oferta universitaria “mucho más rica en matices”. “Pero esto también requiere de la inversión necesaria y del compromiso de la sociedad en una situación económica delicada como la actual”, advirtió.

Por su parte, la rectora de la Universidad de las Islas Baleares, Montserrat Casas, criticó que los investigadores universitarios “se vean obligados a buscar financiación por su cuenta” y las luchas del sistema por conseguir becarios y doctores. “Las universidades españolas hemos hecho mucho con muy poco dinero”, denunció.

Igualmente, el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Juan Juliá, recordó que, según los últimos balances fiscales, el colectivo universitario “genera más empleo y mejor retribuido, lo que disminuye el desempleo”. “Aún siendo conscientes de la situación económica es imprescindible hacer un esfuerzo por apostar e invertir en la universidad”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *