El virus de la gripe en embarazadas puede afectar al feto en la edad adulta

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Las personas expuestas a la variedad H1N1 de la gripe A mientras se encontraban en el útero fueron más propensas a padecer enfermedad cardiovascular durante su vida adulta, según un estudio de la Universidad de California del Sur en Estados Unidos que se publica en la revista «Journal of Developmental Origins of Health and Disease».

Según explica Caleb Finch, responsable del estudio, «nuestro punto es que durante el embarazo, incluso la enfermedad más leve de la gripe podría afectar al desarrollo con largas consecuencias».

Los científicos examinaron a más de 100.000 individuos nacidos durante y alrededor de la época de la pandemia de gripe de 1918 en los Estados Unidos. Después de su primera aparición en la primavera y su desaparición durante el verano, la pandemia de gripe de 1918 resurgió en un brote virulento sin precedentes de octubre a diciembre. Esta pandemia de gripe A del tipo H1N1 mató al 2 por ciento de la población total. La mayoría de las personas experimentaban tres días de fiebre suave y se recuperaban por completo.

Los investigadores descubrieron que los hombres nacidos en los primeros meses de 1919, el segundo o el tercer trimestre durante el cénit de la pandemia, tenían un 23,1 por ciento más de posibilidades de tener enfermedad cardiaca después de los 60 en comparación con la población general.

En el caso de las mujeres, aquellas nacidas en los primeros meses de 1919 no eran más propensas a la enfermedad cardiovascular, lo que apunta a posibles diferencias de género en los efectos de la exposición a la gripe. Pero las mujeres nacidas en el segundo cuarto de 1919, el primer trimestre durante el apogeo de la epidemia, eran un 17 por ciento más propensas a tener enfermedad cardiaca que la población general durante su vida adulta.

Además, los investigadores examinaron la altura durante el enrolamiento en la Segunda Guerra Mundial en 2,7 millones de hombres nacidos entre 1915 y 1922 y descubrieron que la media de altura aumentó en cada año sucesivo excepto en el periodo que coincidía con la exposición en el útero a la pandemia de gripe.

Los hombres que estuvieron expuestos a la gripe H1N1 en el útero eran ligeramente más bajos de media que aquellos nacidos un año después o un año antes. Los investigadores controlaron los bien conocidos efectos ligados al nacimiento en las estaciones y la malnutrición materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *