Fármacos para la diabetes 2 aumentan el riesgo de fracturas óseas

MADRID, 29 EUROPA PRESS)

Las tiazolidinedionas, un tipo de fármacos para la diabetes 2 que salió al mercado en la década de los 90, aumenta el riesgo de fracturas óseas, según un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres que se publica en la revista «PLoS Medicine».

Los científicos, liderados por Ian Douglas, examinaron la base de datos de investigación de Medicina General de Reino Unido, un registro informatizado de historiales médicos de más de 6 millones de pacientes registrados en 400 consultas de medicina general en Reino Unido.

Los investigadores identificaron a 1.819 individuos de 40 años o más que habían pasado por una fractura ósea y que habían sido recetados con tiazolidinedionas al menos una vez. En su estudio, los autores compararon la frecuencia de fractura ósea en la población durante el periodo en el que los pacientes estaban tomando la medicación con tiazolidinediona en contraposición al periodo en el que no estaban tomándola.

Teniendo en cuenta que a mayor edad el riesgo de fractura ósea es superior, los investigadores descubrieron que en el grupo de personas identificado se producían cerca de una vez y media más fracturas cuando estas personas tomaban tiazolidinedionas que cuando no seguían esta medicación.

El mayor riesgo de fractura se observó tanto en hombres como en mujeres y se aplicó a un amplio rango de localizaciones de fractura en el organismo. Los investigadores también descubrieron que el riesgo de rotura aumentaba a medida que se incrementaba la duración del tratamiento con los fármacos.

La principal ventaja del diseño del estudio es que elimina la posibilidad de que las diferencias entre las personas a las que se recetaba o no los fármacos contribuyera a los resultados. Los investigadores reconocen que como en cualquier otro estudio deben existir otros orígenes de sesgos ya que es observacional y no un ensayo aleatorio. Sin embargo, los descubrimientos se corresponden con descubrimientos de ensayos recientes que sugerían un vínculo entre las tiazolidinedionas y la fractura ósea.

Los investigadores concluyen que los resultados deberían ser tomados en consideración en un debate más amplio sobre los posibles riesgos y beneficios del tratamiento con tiazolidinedionas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *