La osa “Tola”, trasladada al recinto donde pasará el próximo invierno sin la compañía de su hermana

OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

Miembros de la Patrulla Oso de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras y los miembros del equipo de la Fundación Oso Asturias, FOA, han procedido esta mañana al traslado de la osa “Tola” al recinto del monte Fernanchín, donde pasará el próximo invierno sin la compañía de su hermana. El traslado, ya anunciado en julio, se ha llevado a cabo para evitar el riesgo de depredación por parte de su hermana “Paca” si se produjese la gestación y nacimiento de oseznos, informó el Principado a través de una nota de prensa.

El cercado del Monte Fernachín es un recinto ya conocido por la osa por ser el lugar dónde ha pasado la mayor parte de su vida, junto a su hermana. Tola permanecerá en este recinto hasta la primavera del próximo año.

La Viceconsejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, que acudió a presenciar el traslado junto con el Director de la Fundación, Carlos Zapico, señaló que “aunque la razón fundamental para el traslado de la osa es ese riesgo de depredación por parte de su hermana hacia las posibles crías, existen otra serie de ventajas que aconsejan la medida, como el mayor espacio de territorio para reconocer nuevamente y una mayor cantidad de comida en esa zona”.

Belén Fernández destacó que todo el proceso de traslado se desarrolló de forma natural y sin utilizar sedantes ni calmantes para la osa. Se recurrió a la miel como señuelo para que entrara en el remolque trampa que la trasladó. “Hemos intentado crearle las menos molestias posibles al animal”, resaltó la Viceconsejera.

Desde la Fundación Oso Pardo de Asturias, su Director, Carlos Zapico ha puntualizado que si hubiese gestación, la implantación embrionaria se produciría en noviembre y el parto de estos animales suele ser en enero, permaneciendo en la osera hasta el mes de mayo cuando las crías ya han adquirido mayor tamaño y volumen para salir al exterior. “Si la osa saliera antes de mayo sería una mala señal, indicaría que no está preñada” recordó el director de FOA.

Las autoridades valoran de manera muy positiva y como “un éxito” el Programa de Reproducción de las osas, no sólo por la labor de sensibilización hacia la especie que se está produciendo en la población, y especialmente en los más jóvenes, sino también por el desarrollo socioeconómico que supone para la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *