Investigador del CSIC aplaude los resultados de la vacuna experimental del VIH y dice que la eficacia «se puede mejorar»

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Mariano Esteban, mostró hoy su satisfacción por los resultados positivos de la vacuna experimental contra el VIH probada en Tailandia y pidió que «se mantengan los esfuerzos para optimizar y desarrollar nuevos prototipos» ya que, a su juicio, la eficacia de esta nueva terapia «se puede mejorar».

Esta nueva vacuna experimental, desarrollada por investigadores de Estados Unidos y Tailandia, ha demostrado en un estudio entre más de 16.000 voluntarios que reduce en un 32 por ciento el riesgo de infección por VIH seis años después de ser administrada. «Tras este gran hallazgo se acaban con las reticencias que había tras el fracaso de otros ensayos, y el objetivo ahora debe ser mejorar la eficacia de la vacuna actual», explicó a Europa Press el profesor Esteban, que trabaja en el Centro Nacional de Biotecnología de Barcelona en otra vacuna con cuatro antígenos distintos a los utilizados en este ensayo.

Además, la vacuna ha sido probada en ciudadanos jóvenes, de entre 18 y 30 años, que estaban ampliamente expuestos al contagio ya que es una zona de alto riesgo, lo que hace «más esperanzadores los resultados y evidencia que una vacuna contra el VIH-sida es posible», advirtió. Además, tampoco parece haber mostrad ningún efecto secundario significativo.

En concreto, la vacuna bautizada por el momento como «RV 144» se compone de una primera dosis de la vacuna de Sanofi Pasteur «Alvac», que utiliza un postvirus de canario como vehículo para expresar tres antígenos del VIH (ENV, GAG y POL), a la que siguió meses más tarde una segunda dosis de «Aidivax», una vacuna de VaxGen con la proteína purificada gp120 que en monoterapia había fracasado en ensayos clínicos previos.

Esta combinación está dirigida a los subtipos del virus B y E. El primero es el más prevalente en las infecciones por VIH en los países desarrollados, tanto en Europa como Estados Unidos o Australia, mientras que el subtipo E es más propio de esta zona del sudeste asiático donde se ha probado la vacuna. Sin embargo, advierte este experto, el objetivo es conseguir también que la vacuna pueda ir dirigida al subtipo C, que es «el más extendido actualmente».

No obstante, este experto pidió «cautela» y esperar a obtener mejores resultados antes de autorizar la comercialización de esta vacuna, para lo que «no deben cesar los esfuerzos que se están haciendo en la búsqueda de un tratamiento profiláctico y terapéutico más eficaz».

«El camino está siendo largo, ya que ha pasado mucho tiempo desde que se identificó el VIH, en 1983, hasta que hemos conseguido un buen resultado al respecto», señaló Esteban.

ESPAÑA TENDRÁ LOS PRIMEROS DATOS DE SU VACUNA EN 2010

Actualmente hay en todo el mundo entre 15 y 20 ensayos clínicos con potenciales vacunas contra el VIH, entre los que se incluye el ensayo en fase I que dirige el profesor Esteban, que comenzó en marzo de este año con 30 pacientes y cuyos primeros resultados, todavía preliminares, podrían estar listos para mediados del año 2010.

Según explicó Esteban, la vacuna patentada por el CSIC se llama «MVA-B» y utiliza cuatro antígenos modificados de esta variedad del subtipo B del virus, el más prevalente en España, para fomentar la activación de una respuesta inmunológica en el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *