El alcohol en sangre reduce la mortalidad en lesionados cerebrales

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los individuos con alcohol en sangre parecen menos propensos a morir después de sufrir una lesión cerebral entre moderada y grave, según un estudio del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles (Estados Unidos) que se publica en la revista «Archives of Surgery».

Los investigadores, dirigidos por Ali Salim, analizaron datos de 38.019 pacientes con lesiones cerebrales traumáticas entre moderadas y graves cuyos niveles de etanol se registraron cuando ingresaron en el hospital entre los años 2000 y 2005. Alrededor del 38 por ciento dieron positivo al etanol, aquellos con entre 37 y 44 años tenían lesiones menos graves y pasaban menos tiempo con ventilación asistida o en la unidad de cuidados intensivos que los que tenían alcohol en sangre.

Alrededor del 9 por ciento de los pacientes murieron en el hospital, incluidos el 7,7 por ciento de los que habían dado positivo en alcohol y el 9,7 por ciento de los que no. Los autores señalan que la disminución en mortalidad se mitigaba por un aparente aumento en las complicaciones de los pacientes con niveles de etanol en suero, un descubrimiento ya realizado en otros estudios.

Los investigadores explican que se desconoce cómo el etanol podría estar asociado con un menor riesgo de mortalidad en pacientes con lesiones cerebrales. Según apuntan los autores, los estudios en animales mostraron que la administración de bajas dosis de etanol antes de las lesiones mejoraba la mortalidad, reducía los deterioros cognitivos y disminuía el volumen de la contusión además de mejorar el funcionamiento motor en comparación con el placebo. A dosis superiores, estos efectos beneficiosos parecen desaparecer. Otros estudios en animales sin embargo indican una asociación entre etanol y menor supervivencia.

Según añaden los investigadores, las implicaciones sociológicas son importantes y se han planteado ya antes. En el estudio se examinó la mortalidad en el hospital y se sabe que el alcohol contribuye a cerca del 40 por ciento de muertes debidas a accidentes de tráfico y el riesgo de morir es mayor cuando se conduce bajo la influencia del alcohol.

Sin embargo, el descubrimiento de una menor mortalidad en los pacientes con lesiones cerebrales traumáticas con etanol en sangre antes de la lesión plantea la posibilidad de que la administración de etanol a pacientes con lesiones cerebrales podría mejorar su progresión.

Los autores concluyen que será necesario realizar más investigaciones sobre los mecanismos que subyacen a esta asociación y las posibles implicaciones terapéuticas derivadas de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *