Garmendia dice que la pandemia es «una circunstancia de salud pública» que exige la «atención» de todos

ZARAGOZA, 15 (EUROPA PRESS)

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, afirmó hoy que la pandemia de la gripe A es «una circunstancia de salud pública», no una «crisis», y añadió que exige la «atención» de todos los actores implicados, tanto instituciones como científicos.

De visita en Zaragoza para inaugurar el Centro de Investigación en Encefalopatías Transmisibles y Enfermedades Emergentes, que la Universidad de Zaragoza tiene en la Facultad de Veterinaria, Cristina Garmendia alabó el trabajo de los científicos.

En su intervención ante un reducido auditorio, Cristina Garmendia aseveró que «España es ya un país de ciencia» porque el tres por ciento de la producción científica mundial proviene de laboratorios españoles, lo cual se debe a que la producción científica se ha multiplicado por nueve «en los últimos años». Ello ha conducido a crear en España un programa de investigación sobre la pandemia de la gripe A.

De este programa, Garmendia dijo que «aspira a involucrar a todos los servicios de investigación de las Comunidades autónomas», lo que debe «generar una masa crítica que sea eficiente».

En este programa participarán más de 200 investigadores, quienes se servirán de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para informar en tiempo real a las Administraciones públicas del conocimiento que generen sobre la gripe A.

Unos 70 hospitales de toda España compartirán muestras y datos clínicos sobre la gripe A, continuó la ministra, quien dijo que cinco centros hospitalarios de Madrid y Barcelona ya lo hacen.

EN LA FRONTERA

La ministra Cristina Garmendia afirmó que «España tiene que trabajar en la frontera del conocimiento», a lo que añadió que los resultados del Centro de Investigación inaugurado hoy provienen de la tradición de investigación de su equipo y constituyen «un fiel reflejo» de la sintonía del ministerio con los gobiernos autonómicos para promover la investigación, lo que se traduce en «el esfuerzo presupuestario» para «complementar» el gasto del Ejecutivo autónomo.

La titular de Ciencia recordó que los hallazgos científicos se manifiestan en todos los órdenes de la vida, como son la aparición de nueva tecnología o las mejoras en tratamientos médicos, al tiempo que permiten afrontar «riesgos» de todo tipo, como los ambientales o los relativos a la alimentación y la salud pública.

Garmendia negó que la gripe A sea una «crisis de salud pública», sino que es «una circunstancia de salud pública que merece nuestra atención». Del director del Centro de Investigación, el catedrático de la Universidad de Zaragoza Juan José Badiola dijo que su trabajo permite «intentar evitar» cualquier riesgo en su ámbito de investigación y aprovechó para reconocer «el trabajo de muchos científicos, la mayoría de las veces de forma anónima».

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, dijo que el laboratorio «es necesario en España». El jefe del Ejecutivo autónomo recordó la crisis de la enfermedad las «vacas locas» –encefalopatía espongiforme bovina-, y comentó que, entonces, las economías vinculadas a la ganadería corrieron peligro.

Ahora, hay más conocimiento científico, aunque hay otros problemas, algunos vinculados a los virus que saltan de los animales a las personas, indicó Iglesias.

Iglesias dijo que de la salud de la cabaña ganadera depende la salud de la sociedad y aseveró que «la investigación y la universidad han sido una de nuestras prioridades». Según el jefe del Ejecutivo autónomo «estamos en medio del huracán», de una profunda transformación del mundo como se conoce ahora. «También esta crisis será una oportunidad para tener un mundo mejor».

Juan José Badiola expresó que el trabajo del Centro de Investigación, anteriormente Laboratorio, es una obra colectiva y agradeció, especialmente, la labor de «aquellos que nos han ayudado tanto en la financiación».

Del Centro de Investigación de Encefalopatías Transmisibles (EET) y Enfermedades Emergentes, Badiola comentó que su predecesor, el Laboratorio de EET, nació de la iniciativa del Ministerio de Agricultura en 1996, como respuesta a la denominada enfermedad de las «vacas locas», la enfermedad espongiforme bovina.

Además, recordó que, en aquellos años, la gestión de la crisis hizo «caer» a la Comisión Europea y a varios ministros de Sanidad de países comunitarios. La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza se convirtió en centro nacional de referencia para el diagnóstico e investigación de esta enfermedad neurológica animal.

El laboratorio de la UZ que dirigía Badiola en aquella época se dedicaba a «analizar cerebros» animales. El Gobierno de Aragón designó al equipo de Badiola laboratorio autonómico de enfermedades espongiformes transmisibles.

El nuevo edificio tiene más de 2.000 metros cuadrados, con un área de seguridad biológica, un área experimental para animales grandes, un banco de tejidos con material alemán y británico con financiación de la Unión Europea (UE).

El laboratorio trabaja en diagnóstico post-mortem, el estudio de la neuroinvasión y la neurodegeneración en animales. Además, comentó que el Laboratorio ha patentado un test de detección de la encefalopatía espongiforme bovina que se utiliza en todo el mundo.

El rector de la UZ, Manuel López, recordó que la ampliación de la Facultad de Veterinaria se realizó bajo el mandato del Gobierno de Aragón, lo que ha permitido situar la investigación científica aragonesa «en un lugar muy destacado». De Juan José Badiola, López afirmó que la UZ «le debe muchísimo», entre otros motivos por la proyección nacional de su investigación. «Es un valor inapreciable», sentenció el rector.

Manuel López dijo que la encefalopatía espongiforme bovina es el resultado de «vivir en un mundo globalizado» no sólo para la economía, sino también para la salud. En la «aldea global» hay múltiples contactos entre personas y animales de distintos orígenes y vaticinó que «seguirán apareciendo» dolencias nuevas de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *