Bruselas cree que habrá “suerte” si la producción de la vacuna cubre a “todos los grupos prioritarios”

ESTRASBURGO (FRANCIA), 15 (EUROPA PRESS)

La comisaria de Salud de la Unión Europea (UE), Androulla Vassiliou, aseguró hoy que habrá “suerte” si la producción de la vacuna para la gripe A/H1N1 “consigue cubrir a todos los grupos de riesgo prioritarios” y recordó que aún hay que esperar los dictámenes científicos para autorizarla, tras lo que vendrá una fase de introducción “muy lenta al principio”.

En declaraciones a los medios en Estrasburgo, Vassiliou dijo que “parece claro” que Europa “necesita continuar sus esfuerzos coordinados” de respuesta y preparación, a la luz de la información científica y las tendencias epidemiológicas en el hemisferio sur, en donde el virus se ha mostrado “estable”, aunque también “se ha convertido en el virus de la gripe predominante” durante el invierno.

La Comisión Europea aprobó este martes una comunicación sobre la colaboración entre Estados miembros y con socios internacionales, la cooperación intersectorial y retos –como las campañas de vacunación– que quedan por afrontar.

En este contexto, la comisaria advirtió de que en un primer momento tras la autorización para distribuir la vacuna “sólo habrá cantidades limitadas” de la misma y añadió que corresponde a cada Estado miembro diseñar su propia estrategia de vacunación y decidir el porcentaje de población a la que vacunar.

También recordó las prioridades establecidas por el comité de seguridad sanitaria de la UE –formada por expertos de los 27– que en agosto fijó como grupos prioritarios a las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades crónicas y al personal sanitario.

“Lo importante es que los Estados miembros puedan vacunar a los grupos de riesgo”, apuntó, tras asegurar que habrá “suerte” si la producción de la vacuna “consigue cubrir a los grupos de riesgo prioritarios”.

RIESGOS PARA EMBARAZADAS

Preguntada por los posibles efectos secundarios y los riesgos que la vacuna puede tener para las embarazadas, la comisaria admitió que aún “falta información” y que los ensayos clínicos se están llevando a cabo entre “personas sanas”. Asimismo, consideró “muy difícil” que este tipo de ensayos se realicen en embarazadas, pero recalcó que la vacuna “no puede ser obligatoria” y cada persona podrá decidir si aplicársela.

También hay consenso en la UE respecto a que “no ayuda” cerrar las escuelas “de manera previa”, según la comisaria. No obstante, la titular europea de Salud dijo que puede ser una medida eficaz en determinadas circunstancias “y siempre que garanticemos que los alumnos no se reúnan en otro sitio”.

“La idea de cerrar una escuela es mantener a los alumnos en sus casas para limitar el contagio. Si los estudiantes no van a la escuela pero luego van todos a la discoteca por la noche, estaremos en las mismas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *