Descubierto un método para vencer la resistencia del anthrax a los antibióticos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) ha descubierto un mecanismo que podría ser capaz de reducir la toxicidad y aumentar la efectividad de los antibióticos en dosis bajas frente a algunas bacterias resistentes como el estafilococo áureo o el anthrax.

En concreto, la investigación ha descubierto que el óxido nítrico presente en el organismo es el responsable de generar ciertas resistencias en estas bacterias al “aliviar” el estrés oxidativo que provocan los antibióticos sobre ellas y neutralizar el efecto de muchos de sus componentes antibacterianos.

Según los científicos estadounidenses, inhibir el efecto del óxido nítrico terminaría con muchas bacterias que han generado resistencias a los fármacos y permitiría la utilización de antibióticos en dosis más bajas que serían más efectivas y menos tóxicas para nuestro organismo.

Es conocido que el óxido nítrico está presente en diversos gases tóxicos y en la polución del aire y diversos estudios han demostrado su participación en diferentes reacciones fisiológicas como el aprendizaje y la memoria, la presión arterial o la disfunción eréctil.

Sin embargo, hasta ahora no se había demostrado su implicación en la creación de resistencias bacterianas a los antibióticos. En este sentido, los autores del estudio han propuesto la utilización de enzimas inhibidoras del óxido nítrico –ya comercializadas– para hacer más sensibles a los antibióticos a bacterias como el Anthrax o el estafilococo.

“El desarrollo de nuevos fármacos para superar estas resistencias no avanza por el alto coste de su desarrollo y por los innumerables efectos adversos que generan en el cuerpo mientras acaban con las bacterias”, explicó el director del estudio, Evgeny A. Nudler.

En cambio, “inhibiendo la función de este componente tomamos un atajo en la lucha contra las bacterias ya que no tenemos que inventar nuevos antibióticos, sólo mejorar su actividad, incluso en dosis bajas”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *