La vacuna frente al rotavirus reduce entre el 85 y 100% de ingresos por gastroenteritis de niños, según expertos

El doctor Javier Álvarez apuesta por la vacunación en prematuros y dice que el Costo del Sol ya lo hace desde hace dos años

MÁLAGA, 10 (EUROPA PRESS)

La vacuna oral frente al rotavirus «RotaTeq» ha demostrado en la práctica clínica una eficacia de entre el 85 y el cien por cien en la reducción de ingresos y de consultas en urgencias por gastroenteritis aguda en menores de cinco años, según informó hoy en un comunicado el comité organizador de la «V Conferencia Internacional sobre Vacunas en Enfermedades Entéricas», que se está celebrando en Benalmádena (Málaga).

De hecho, el director médico de Vacunas Pediátricas de Merck Research Laboratories de North Wales, Pennsylvania (EEUU), el doctor Max Ciarlet, ha explicado en el marco de este congreso que, según una extensión del Estudio REST en fase III, en el que participaron más de 21.000 niños de Finlandia, la protección de la vacuna perdura hasta tres años después de recibir la ultima dosis, logrando una eficacia del 94 por ciento en la disminución de las hospitalizaciones y consultas al servicio de urgencias.

«Asimismo, datos más recientes demuestran que la vacuna comienza a proteger desde los 14 días después de la administración de la primera dosis (siempre y cuando se administre en el régimen establecido), y también se ha constatado una alta seguridad en bebés prematuros y una eficacia del cien por cien en este colectivo», prosiguió Ciarlet.

En el encuentro, agrega el comunicado, este experto apostó por la generalización de la vacuna frente a rotavirus, «algo enormemente positivo, ya que ha demostrado una reducción drástica en el número de casos de diarrea causada por rotavirus (entre el 50 y el 75%), con el consecuente descenso de los ingresos hospitalarios por esta causa».

Del mismo modo, el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga), el doctor Javier Álvarez, aseguró hoy en una nota de prensa que «con coberturas del 30 por ciento ya se ha observado una disminución de la enfermedad de manera notable, aunque habría que ir más allá, por los efectos beneficiosos que se conseguirían».

«Las enfermedades entéricas en los niños son una causa muy frecuente de morbilidad en nuestro medio, niños que enferman tanto en verano como en invierno y que producen un número importante de hospitalizaciones. Habitualmente la mayoría de estos ingresos suelen ser por responsabilidad del rotavirus, aunque hay otros agentes implicados, que carecen de vacunas», prosigue Álvarez en su nota.

En los países desarrollados, se estima que el 10 por ciento de las causas de hospitalización en menores de cinco años se debe a procesos de gastroenteritis, y de ellos, casi ocho de cada diez se deben a una causa viral.

«En la actualidad, casi la mitad de estos procesos se deben a una infección por rotavirus, sobre todo en la época invernal», apunta el experto, quien recuerda que «aproximadamente un niño, en sus primeros años de vida, padece entre siete y 30 episodios de diarrea aguda. Además, se estima que prácticamente la mortalidad por diarrea en el mundo es consecuencia del agente infeccioso rotavirus».

«Aunque no cause apenas mortalidad en los países desarrollados, a diferencia de los países en vías de desarrollo -indica el doctor Álvarez- en estas zonas afecta no solamente a los niños, sino también a los adultos, conllevando un mayor riesgo para los ancianos». En concreto, sólo en niños, el rotavirus produce 125 millones de casos en el mundo, tres millones en Europa y 250.000 casos en España, de los cuales unos 8.000 requieren ingresos hospitalarios cada año.

VACUNACIÓN EN PREMATUROS

En opinión del doctor Álvarez, «los niños más pequeños son los que padecen las formas más graves de la enfermedad. De hecho, los recién nacidos prematuros se han mostrado como una población con riesgo de padecer las formas más severas», agrega el comunicado.

Además, el rotavirus se ha posicionado como un importante agente causante de brotes nosocomiales (adquiridos en las unidades neonatales).

«Por eso, en el Hospital Costa del Sol de Marbella optamos por vacunar a todos los prematuros desde hace más de dos años y hasta la fecha hay más de 100 niños vacunados. La vacuna se ha mostrado muy segura, los niños no han presentado efectos adversos y los recién nacidos no han ingresado ni han padecidos síntomas relacionados con la enfermedad rotavírica», prosiguió.

En resumen, a su juicio, «la vacuna debe ser una opción en esta población de riesgo especialmente vulnerable a la gastroenteritis», zanjó.

Según este especialista, ya han tomado esta medida algunos países latinoamericanos como Nicaragua, Honduras, El Salvador, Panamá, Brasil, Venezuela y Bolivia; así como otros europeos como Polonia, Bélgica, Austria y Finlandia, donde se han empezado a constatar los buenos resultados.

Asimismo, «recientemente, en la reunión anual de Infectología Pediátrica Europea, celebrada en Bruselas el pasado mes de junio, se aportaron datos de nuestro entorno», según el doctor Álvarez. En países como en Austria donde la vacunación es universal se ha observado una reducción notable en la incidencia de ingresos hospitalarios por rotavirus. «Esta disminución es más notable (hasta 4 veces más) en los menores, en los que el cuadro es más grave», resalta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *