La OMS propone una «alianza» para reducir los 13 millones de muertes ligadas a factores medioambientales

La FAO cifra en 9.000 millones el número de personas que poblará La Tierra en 2050

SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS)

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, resaltó hoy el «vínculo estrechísimo» que existe entre la salud y el medio ambiente, por lo que propuso crear una «alianza» entre ambos factores para reducir las muertes relacionadas con cuestiones medioambientales.

En este sentido explicó que el 25 por ciento de la mortalidad global que hay en el mundo está ligada a cuestiones como la falta de agua potable, el mal saneamiento o la contaminación atmosférica. Aseguró que las intervenciones en materia de medio ambiente pueden «favorecer» la salud y llegar a reducir los 13 millones de muertes derivadas de esos factores.

Así lo manifestó Neira en Santander, donde ofreció una rueda de prensa con motivo de su participación en el curso «Medio ambiente y desarrollo sostenible: diálogos entre la teoría y la práctica», que se ha celebrado desde el pasado lunes hasta hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Acompañada por el jefe del Servicio de América Latina y el Caribe del Centro de Intervenciones de la FAO, César Falconi; el director regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Ricardo Sánchez, y el subsecretario de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Santiago Menéndez, Neira lanzó otros dos mensajes.

Así, reflexionó sobre la «oportunidad que nos brinda» la lucha contra el cambio climático, que puede llegar a ser un «motor» para «tirar» de lo que denominó «agenda de economía verde», en la que «todos queremos entrar».

La experta en salud y medio ambiente de la OMS señaló que existen «muchos beneficios» para la salud derivados de la lucha contra el calentamiento global, como el fomento del transporte sostenible (autobús, bicicleta) que permite, por un lado, «atacar» el sedentarismo y enfermedades como las cardiovasculares, obesidad o diabetes. Pero, además, reduce la contaminación atmosférica, que a su vez repercute en enfermedades respiratorias crónicas.

Además, Neira apostó porque el sector salud se «ponga en verde» y se convierta en un «ejemplo». Para ello se pretende reducir su «huella de carbono», lo que tendría un «impacto enorme» a nivel mundial».

Por su parte, Ricardo Sánchez defendió como una «prioridad fundamental» la adaptación al cambio climático, especialmente en países como los centroamericanos que con frecuencia ven amenazados su producción agroalimentaria, debido a ciclones, sequías, etc.

El responsable del PNUMA opinó que un programa de adaptación al cambio climático no sólo redundaría en el cuidado de los ecosistemas, sino también en mejorar la producción de alimentos o disminuir la vulnerabilidad que ciertas zonas del planeta donde se dan fenómenos meteorológicos «extremos».

9.000 MILLONES EN 2050

A este respecto, Falconi recordó que en la actualidad mil millones de personas de todo el mundo padecen hambre, y advirtió de que en 2050 el planeta estará poblado por más de 9.000 millones de personas. De ahí que consideró necesario ya no solo producir alimentos para todos, sino mejorar el acceso a los mismos.

Entre otras cuestiones, apostó por invertir en el sector agrícola y dinamizar las zonas rurales, «grandes» retos que precisan «acciones de todos» ya que son «responsabilidad de todos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *