Expertos piden controles rutinarios del virus del papiloma humano en el ano para seropositivos

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

Las personas con lesiones previas de cuello de útero con VIH deberían someterse a controles rutinarios en el ano de detección del virus del papiloma humano (VPH) al ser más proclives a sufrir cánceres asociados a la infección, según se desprende de las conclusiones de un estudio multidisciplinar presentado hoy por la Unidad de VIH del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol –Can Ruti– de Badalona (Barcelona).

En rueda de prensa, el director de la Unidad de VIH, Bonaventura Clotet, afirmó que estos controles deberían realizarse de forma «sistemática» a nivel estatal porque un elevado porcentaje de seropositivos está coinfectado por VPH a causa de su debilidad inmunitaria. Según explicó, Can Ruti hace cinco años que detecta, diagnostica, y controla la infección por este virus en todos los pacientes VIH positivos, en el marco del estudio.

Añadió que la Unidad de VIH del hospital es también la primera en España en tratar las lesiones precursoras del cáncer anal por VPH de forma ambulatoria. Con este fin, utilizan anuscopias de alta resolución para visualizar las lesiones e infrarrojos para eliminarlas. «Así se evita el ingreso del paciente y se reduce mucho la carga asistencial y económica», dijo Clotet.

El trabajo estudió dos grupos de pacientes VIH positivos, uno de hombres y otro de mujeres, sin antecedentes de patología genital asociada para detectar la presencia en el ano de VPH, un virus de transmisión sexual que infectará a tres cuartas partes de la población a lo largo de la vida.

Las personas con un sistema inmunitario debilitado por el VIH e incluso el tabaco tienen más dificultades para eliminar el VPH y más probabilidades de desarrollar cáncer de ano, cuello uterino, boca, y pene. Por eso, Clotet apostó por empezar de forma más precoz las terapias con antirretrovirales de alta eficacia.

El estudio muestra que los hombres homosexuales con VIH son los más afectados por la infección por VPH en el ano: un 88% la padecen frente a un 45% de los heterosexuales. En total, el 43% de hombres seropositivos sufre lesiones precursoras del cáncer anal.

Por su parte, el 60% de las mujeres estudiadas presentan el virus en el cuello del útero, y el 40% lo presenta en el ano. Además, el 40% desarrolla lesiones precancerosas en el cuello del útero.

Clotet añadió que el estudio — realizado en colaboración con la Fundación Lucha contra el Sida, el Instituto de Investigación del Sida (IrsiCaixa), y la empresa General Lab– durará cinco años más. La investigación se centrará, dijo, en la búsqueda de marcadores de progresión para saber que personas coinfectadas por VIH y VPH tienen más probabilidades de sufrir cáncer, y por lo tanto, deben seguir controles más asiduos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *