La UE reduciría 38 millones de toneladas de CO2 al año con el uso de bombillas eficientes, según Philips

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea podría reducir hasta 38 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale a 156 millones de barriles de petróleo, mediante la sustitución de todas las bombillas tradicionales por lámparas de bajo consumo en los hogares, según datos de Philips.

Además, la compañía estima que ese cambio al alumbrado de bajo consumo en los hogares podría suponer un ahorro anual del 80 por ciento en el consumo de la energía, con las consiguientes reducciones en emisiones de gases de efecto invernadero.

A partir de mañana 1 de septiembre, las bombillas tradicionales incandescentes desaparecerán progresivamente del mercado dentro de un plan de sustitución hacia productos de bajo consumo propuesto por la Comisión Europea y aprobado por los miembros de la Unión.

Así, desde mañana, se empezarán a retirar las bombillas claras de 100 watios o más así como todas las bombillas mate o revestidas con una etiqueta de bajo consumo inferior a la clase A. Posteriormente, a partir de septiembre de 2010, se retirarán las claras de 75 watios o más; a partir de septiembre de 2011, las claras de 60 watios o más; y a partir de septiembre de 2012, las claras de menos de 60 watios.

Asimismo, a partir del 1 de septiembre de 2013 se aumentarán los estándares de rendimiento de las bombillas de bajo consumo y desde el 1 de septiembre de 2016 se verán afectadas por este plan de retirada de bombillas poco eficientes todas aquellas lámparas de bajo consumo con la etiqueta C.

Philips considera este momento como una «oportunidad» en lo relativo a sostenibilidad y eficiencia energética, eficacia y calidad luminosa, mayor durabilidad de la lámpara, además de un menor coste económico. En este sentido, calcula que el ahorro en los hogares resultado de esta primera retirada de bombillas incandescentes, puede cifrarse en unos 10.000 millones de euros.

«El alumbrado es responsable de casi el 20 por ciento del consumo de electricidad en todo el mundo», según el presidente de Philips Ibérica y Director General de Philips Alumbrado, Antonio Duato. Actualmente, la compañía ofrece soluciones de iluminación de bajo consumo basados en compactos fluorescentes, halógenos o tecnología LED.

Sobre otro tipo de alumbrado no relacionado con los hogares, el que tiene que ver con las luces que dan a la calle en edificios como oficinas, hoteles, colegios, centro comerciales o de ocio, Philips señala que aproximadamente dos tercios está basado en tecnología ineficiente, y asegura que el uso de tecnologías más eficientes podría reducir la emisión de CO2 en 99 millones de toneladas al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *