Los niños nacidos por tratamientos «in vitro» registran peor salud cardiovascular, según un estudio

L»HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA) 31, (EUROPA PRESS)

Los niños nacidos fruto de tratamientos de reproducción asistida sufren una peor salud cardiovascular, frente a los que nacen fruto de una concepción natural, según un estudio realizado en Suiza en más de un centenar de niños de 11 años, explicaron hoy expertos en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra hasta el 2 de septiembre en Barcelona.

El estudio pionero ha probado de forma científica que 60 niños que fueron concebidos mediante técnicas de reproducción asistida tenían entre un 15 y un 17 por ciento menos de capacidad de dilatación arterial, respecto a los otros 60 niños que participaron en el estudio y vinieron al mundo por métodos tradicionales.

Además, también presentaban un 20 por ciento más de rigidez en sus arterias y marcadores bioquímicos con un mayor estrés funcional.

El coordinador del Grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona (Imim), Roberto Elosua, explicó en rueda de prensa que, si bien es necesario replicar los estudios en otros grupos poblacionales para confirmar la primera hipótesis y darla por definitiva, el estudio realizado en Suiza goza de suficiente credibilidad como para hacerlo público.

NO ALARMA SOCIAL

De este modo, Elosua explicó que hay evidencias de que la reproducción asistida conllevaría una «peor salud cardiovascular» para los neonatos, si bien rechazó crear ninguna alarma social al respecto.

Los niños de 11 años ya tienen plenamente desarrollado su sistema vascular, por lo que los especialistas apuntaron a la posibilidad de realizar controles más exhaustivos a este grupo de edad en caso de que hayan nacido mediante métodos artificiales.

Entre las razones de esta particularidad se encuentra la hipótesis de que el soporte artificial sobre el que se almacenan espermatozoides y óvulos en el caso de los embarazos «in vitro» podrían alterar el registro genético futuro de los bebés, si bien Elosua quiso mostrar «cautela».

MENOS ALTURA, MÁS RIESGO CARDIOVASCULAR

Otro estudio curioso que presentó hoy Elosua en el congreso señala que las personas con una estatura menor tienen un mayor riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular, si bien se desconoce a qué es debido este riesgo.

Esta «curiosidad» ha quedado ampliamente constatada en un estudio presentado en el evento y que resume otros 52 estudios previos realizados sobre la materia, explicó el experto.

Elosua dijo que las investigaciones actuales se centran en descubrir si son válidas las hipótesis que asocian este hecho con factores genéticos y ambientales, ya que en la actualidad «no se sabe por qué» sucede esta particularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *