Un estudio afirma que a partir de los 60 el cuerpo pierde la habilidad de detectar el exceso de calor

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

A partir de los 60 años el cuerpo pierde paulatinamente la habilidad para detectar el exceso de calor en el organismo, ralentiza el proceso de «refrigeración» sanguínea, no regula adecuadamente la temperatura corporal con la transpiración y tarda más en recuperarse de una deshidratación, según afirma un estudio publicado en el «Canadian Medical Association Journal». Por ello, durante las olas de calor hasta el 92 por ciento de los fallecidos por causas directas o indirectas tiene más de 60 años, explicaron los investigadores canadienses.

En este sentido, un nivel socio-económico y educativo bajo o el aislamiento social también son considerados como factores que aumentan el riesgo de mortalidad durante los días de más calor. El estudio basa su afirmación en las malas condiciones en las que vive este tipo de personas, «en casas mal ventiladas y sin aire acondicionado», señalaron. De hecho, según los investigadores, tener un sistema de aire acondicionado o ventiladores reduce un 80 y un 30 por ciento respectivamente el riesgo de sufrir un «golpe de calor».

«Esperamos que estas conclusiones ayuden no sólo a despejar algunas lagunas informativas en la información científica sobre el tema, también esperamos ayudar en el desarrollo de futuras guías clínicas que ayuden a los profesionales sanitarios a prevenir los efectos fatales de una ola de calor en sus pacientes», explicó uno de los autores de la investigación, el doctor Glenn Kenny.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *