Un parche de microagujas podría sustituir a las inyecciones

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Científicos del Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos) han demostrado en ratones que el uso de un parche indoloro compuesto de microagujas para administrar la vacuna de la gripe logra mayor efectividad con menos dolor que las tradicionales inyecciones.

Este parche, cuyas agujas medirían sólo unas micras y el ancho de varios cabellos humanos, comenzaría a probarse en humanos para 2010 y podría sustituir, en el futuro, también a las inyecciones en el tratamiento de la diabetes o la degeneración macular, entre otras.

En concreto, el equipo de Mark Prausnitz, del Instituto de Tecnología de Georgia, en colaboración con la Universidad Emory, administró vacunas de la gripe con inyecciones y a través de parches de «microagujas» a un grupo de ratones.

Tras exponerlos al virus, compararon los resultados de la respuesta inmune y los niveles de anticuerpos y descubrieron que los niveles de anticuerpos eran los mismos y que los parches logran mejor respuesta inmune que la vía tradicional.

«Seguimos trabajando con animales para lograr un parche que vacune contra la gripe, pero también estamos trabajando para realizar nuestro primer ensayo en humanos, que esperamos realizar en 2010», apuntó el experto.

«Si se puede lograr un método tan fácil de poner como una tirita para esta vacunación, se habrá abierto la puerta para que la gente pueda administrarse sus propias medicinas sin recibir un especial entrenamiento», añadió.

«Aunque probablemente su primer uso fuera clínico, nuestro objetivo es desarrollar parches autoadministrables de vacuna de la gripe para que, en lugar de pedir cita con el médico para vacunarse, puedan vacunarse pidiendo el parche en la farmacia o recibirla por correo para su autoaplicación». «Pensamos que podría incrementar la cobertura y facilitar la vacunación de la gente», explicó.

Para Prausnitz, el desarrollo de estas «microagujas» es posible gracias a los avances logrados por la industria electrónica en la microfabricación de objetos diminutos, como transistores. «Tenemos que utilizar estos avances tecnológicos para cubrir una necesidad para la medicina (…) queremos juntar los dos mundos», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *